CEOs ante el Coronavirus / Roberto Martínez Moeckel, director general de Martínez Nieto S. A. - MARNYS

“Ahora la sociedad estará más concienciada con el cuidado de la salud”

Roberto Martínez Moeckel, director general de Martínez Nieto S.A - MARNYS, es un ejemplo de cómo las grandes empresas pueden arrimar el hombro a nivel local en crisis inesperadas como el coronavirus.

Roberto Martínez Moeckel
MARNYS

Martínez Nieto S. A.-MARNYS, una empresa de complementos alimenticios, vitaminas y cosmética natural, puede ser un buen ejemplo de cómo una gran empresa local, en este caso de Murcia, aprovecha su infraestructura internacional para arrimar el hombre en momentos de necesidad. Según nos ha contado telemáticamente su director general, Roberto Martínez Moeckel, su sólida posición en España y en el extranjero les han permitido, no solo no hacer ajustes de plantilla sino, emprender acciones de apoyo en la lucha contra el coronavirus.

Martínez Moeckel no para de hablar de sus colaboradores y como su gran obsesión durante estas semanas ha sido la seguridad y salud de la gente que trabaja para y con la empresa. Por supuesto, es consciente de que una crisis sanitaria como la que nos ha tocado vivir cambiará muchas costumbres y hábitos de la sociedad, lo que también abre la puerta a nuevas oportunidades una vez consigamos volver a la normalidad. 

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo?

Sin duda alguna, se trata de una situación sin precedentes que nos ha pillado a todos por sorpresa. Una situación que veíamos tan lejos y que al final ha terminado por irrumpir en las vidas de millones de personas en todo el planeta. Y lo peor, en personas que incluso pertenecen a nuestro círculo más cercano. Lamentamos enormemente la pérdida de vidas humanas y trasladamos nuestras condolencias a todas aquellas familias afectadas. Por supuesto, a nosotros lo que más nos preocupa es saber que tanto nuestros colaboradores como nuestras familias y la sociedad en su conjunto se encuentran bien, ayudando en todo lo que ha estado siempre a nuestra mano. No solo desde el punto de vista sanitario, sino también social, ya que nos va a resultar muy complicado olvidar todo lo que está sucediendo a nuestro alrededor.

En MARNYS no podíamos permanecer impasibles ante todo esto. Estudiamos qué estaba en nuestra mano hacer y lo hicimos. Por ello, en cuanto se inició el estado de alarma, a mediados de marzo, procedimos a la donación de más de 120.000 unidades de material de protección sanitario al Servicio Murciano de Salud, entre las que se encontraban mascarillas, gorros, batas blancas desechables y guantes, entre otros materiales. Y además de ello, hemos puesto nuestra capacidad de distribución y logística de forma desinteresada para entregar pantallas de protección facial desarrolladas por uno de nuestros proveedores. A través de un correo electrónico habilitado, estamos recogiendo las solicitudes y haciendo llegar el material a todo el personal de ‘primera línea’ que lo necesite, ya sea personal sanitario, profesionales de herbolarios, farmacias y parafarmacias, residencias de mayores, cuerpos policiales, trabajadores de supermercados, taxistas, etc. Pronto alcanzaremos las 2.500 unidades entregadas.

¿Le ha sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia?

Creo que no me equivoco al afirmar que nadie se esperaba que algo tan masivo y preocupante llegaría a afectar a nuestro país de la forma que lo ha hecho. Al menos, en un plazo tan corto, en el que hemos visto como nuestra rutina sufría un auténtico vuelco de 180 grados. Nuestras actividades habituales, nuestras costumbres, reuniones con amigos y familiares… Todo, absolutamente todo cambió en apenas 24 horas.  La pandemia ha provocado un enorme cambio en nuestra forma de vida, tenemos que aprender a “convivir” con el Covid-19 y buscar fórmulas para que nos afecte lo menos posible.  En mi opinión, aún es pronto para determinar con exactitud hasta dónde llegarán las consecuencias de la pandemia, pero claramente va a provocar una crisis muy severa y tendremos un enorme reto que afrontar. Para poder salir de esta crisis será muy importante disponer de un plan bien definido y que todos permanezcamos unidos.   

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en su empresa?

Desde el punto de vista interno, los efectos de la crisis han estado sobre todo se han notado a la hora de aplicar las correspondientes medidas de seguridad estipuladas por el Gobierno y el Ministerio de Sanidad español, implantando el teletrabajo y también la flexibilidad horaria en todos los departamentos, así como otras medidas orientadas a la seguridad y bienestar de todos nuestros colaboradores. 

MARNYS pertenece a un sector estratégico y esencial como fabricantes y especialistas en suplementos vitamínicos y complementos para el sistema inmune, por ello, durante las últimas semanas hemos visto una tendencia de la población a preocuparse más por su salud en general y, en consecuencia, ha aumentado la demanda de algunos de nuestros complementos que contribuyen al correcto funcionamiento del sistema inmune y aquellos que facilitan el bienestar respiratorio. 

Asimismo, la venta de nuestros productos, en centros especializados, parafarmacias y herbolarios, abiertos durante estos días de confinamiento, nos ha dado la posibilidad de continuar con nuestra actividad normal, sin olvidar por supuesto la exportación que realizamos a más de 60 países donde contamos con redes de distribución permanentes y donde la demanda de nuestros productos también ha aumentado.   

''La llegada de esta pandemia y todas las consecuencias que ha acarreado, tanto a nivel sanitario como social y económico, son un ejemplo de que es necesario tener un plan B para todo''

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían/ o estáis llevando a cabo?

Desde el primer momento, hemos apostado por salvaguardar el empleo, y no hemos aplicado ningún ERTE. Hemos mantenido la actividad, fomentando, por supuesto, el teletrabajo, pero también la flexibilidad de horarios y la conciliación familiar. Sobre todo, velando por la protección de nuestro personal más vulnerable, como trabajadores con patologías de salud previas o con personas de riesgo a su cargo, embarazadas o familias con niños pequeños. De hecho, desde el principio hemos querido agradecer la entrega y responsabilidad que todos nuestros colaboradores han demostrado durante los días difíciles de esta pandemia. Estamos convencidos de que, para poder salir más fuertes de esta crisis, la única manera es hacerlo todos juntos. 

¿Cómo se toma una decisión así? ¿En qué se piensa cuando se valora tomar una medida que va a afectar terceras personas? 

El despido laboral es una de las decisiones más duras y difíciles que un empresario debe tomar y definitivamente siempre nos quita el sueño tener que despedir a alguien. Ningún empresario quiere despedir a personas de su equipo. El 89% de las empresas de este país son empresas familiares por lo que somos muy conscientes del daño que esta medida provoca en las familias. Sin embargo, cuando los ingresos se desploman como consecuencia de la crisis y ya no hay donde recortar más gastos, no reducir algo la plantilla puede suponer poner en riesgo la viabilidad y los puestos de trabajo del total de la empresa.    

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación?

Una vez marcadas las nuevas directrices por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Sanidad español para hacer frente a esta pandemia, comenzamos a incorporar todas estas medidas para que el trabajo desarrollado tanto en nuestra fábrica como en los laboratorios y las oficinas discurriera de la mejor forma posible, siempre velando por la salud y bienestar de todos nuestros colaboradores, que siempre son nuestra prioridad.

En este sentido, hemos intensificado las medidas de higiene y seguridad, reforzando los equipos de limpieza 24 horas, para desinfectar y sanitizar diariamente todas las instalaciones, incluidas las zonas exteriores. También hemos adoptado medidas de protección y prevención internas específicas como la toma de temperatura, el establecimiento de entradas y salidas de turnos de forma escalonada, la implantación del teletrabajo y flexibilidad horaria, distanciamiento entre puestos de trabajo y hemos entregado EPIs desechables de uso generalizado para todo el personal.

Por supuesto, conforme se vayan incorporando nuevas directrices, seguiremos cumpliendo con todas las recomendaciones y medidas que marquen las autoridades sanitarias, ya que la salud y el bienestar de nuestras familias, nuestros colaboradores y la sociedad en su conjunto son lo más importante. 

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones? 

Como comentaba, desde el momento en el que se decretó el Estado de Alarma y se comenzaron a implantar las medidas oportunas frente al Covid-19, tomamos la decisión de incorporar protocolos de seguridad para asegurar la salud y el bienestar de todos nuestros colaboradores. 

Por otro lado, para facilitar la adaptación de toda la plantilla a esta situación de trabajo tan inverosímil, hemos establecido la flexibilidad horaria en todos los departamentos, ya que muchos de nuestros colaboradores tienen que atender a las necesidades de sus hijos -que hasta el próximo curso no volverán a las clases- y/o de personas mayores a su cargo.

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad? 

Considero que a partir de ahora la sociedad en general va a estar mucho más concienciada con el cuidado de la salud. Y precisamente ahí nuestro sector juega un papel muy importante. Entre nuestras líneas de complementos naturales destacan los suplementos para contribuir al buen funcionamiento del sistema inmune. Así, suministrando las vitaminas y nutrientes necesarios, podemos preparar al organismo para hacer frente a agresiones externas. 

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

Esperamos que dentro de unas semanas vayamos recuperando poco a poco la normalidad. Cuando dé comienzo la desescalada, el personal se irá incorporando progresivamente a sus puestos de trabajo, siguiendo siempre las medidas oportunas, y continuaremos con el mantenimiento de las medidas de higiene y seguridad correspondientes para que nuestras instalaciones estén siempre desinfectadas. 

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020? 

Que debemos estar preparados para cualquier cosa que pueda suceder, por muy inverosímil que nos parezca. La llegada de esta pandemia y todas las consecuencias que ha acarreado, tanto a nivel sanitario como social y económico, son un ejemplo de que es necesario tener un plan B para todo.  
Por supuesto, también retendré en la memoria la imagen tan solidaria que ha caracterizado a nuestro país durante estos dos meses de intenso trabajo, donde el personal sanitario, trabajadores de supermercados, repartidores, etc., se han convertido en héroes. Y por supuesto, la necesidad de proteger a los nuestros, de nuestras familias y colaboradores, para que todo discurra con la mayor normalidad posible, dentro de lo que cabe.  

Estoy convencido de que con la ayuda, colaboración y esfuerzo de todos los que formamos MARNYS, así como de nuestros clientes y proveedores, seremos capaces de salir adelante incluso fortalecidos. 

Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo