La empresa post-coronavirus / Marcos Pizarro, director general de Venus

“Ahora mismo la prioridad es buscar tener la empresa lo más saneada posible”

Marcos Pizarro, director general de Venus, cree que la experiencia y contar con unas estructuras empresariales sólidas serán clave para afrontar la crisis económica tras la pandemia.

Marcos Pizarro
Marcos Pizarro / VENUS

La crisis del coronavirus va a poner a prueba a muchas empresas y afrontar esta compleja situación histórica no va a ser fácil. “Somos una marca pequeña con más de 80 años y la experiencia acumulada nos dice que es necesario fortalecer las bases en épocas de crisis”, asegura Marcos Pizarro, director general de Venus. 

El responsable de la empresa especializada en ropa de baño parece convencido de que saldrán reforzados pese a que va a ser un periodo complejo para ellos y sus clientes. Por eso Pizarro pone las luces largas y mira al futuro.

¿Qué es para usted la nueva normalidad?

A día de hoy en un sector como el nuestro y, más el de la moda baño, la nueva normalidad a nivel de trabajo cambia bastante. Mantener las distancias en un sector así se hace complicado sin unas medidas estrictas. En cuanto a la evolución de la empresa con respecto a los clientes aún estamos expectantes por cómo evolucionará esta relación, se hace hincapié en la evolución digital de la empresa, las reuniones son vía videoconferencia o llamadas telefónicas. Las tecnologías y la implementación de una empresa 4.0 van a traer consigo una mayor velocidad de respuesta ante las circunstancias que vayan sucediendo por el camino. 

En cuanto a las ventas, además de la colección que Venus diseña cada temporada para El Corte Inglés, este año vamos a hacer más hincapié que nunca en el e-commerce. Por ello, acabamos de estrenar nueva web y vamos a hacer varias campañas de marketing digital con el fin de potenciar las ventas online que, sin duda, tras esta situación es una gran apuesta para el consumidor. 

¿Están preparados por si se produce un nuevo rebrote o una nueva pandemia? ¿Qué escenarios manejan? 

Más que preparados lo que tratamos de implementar es la mayor velocidad de respuesta posible para poder adaptarnos a los futuros imprevistos. La intención es poder mantener las posiciones a salvo y adaptarnos así a las necesidades de nuestro  cliente en todo momento y frente a cualquier situación. 

Trabajamos siendo conscientes de que existe la posibilidad de que llegue otro rebrote en otoño (nuestra época de producción), por ello intentamos adelantar las bases para que en esa época todo vaya sobre seguro y, de este modo, no nos veamos muy perjudicados y nuestro trabajo pueda seguir, más o menos, su curso habitual. 

¿Cómo ha cambiado su sector de diciembre de 2019 a mediados de 2020?

En cuanto a las ventas se refiere,  ha trastocado los tiempos. Esta temporada se prevé un gran aumento de stock por parte de las tienda multimarca y grandes almacenes, lo que se traducirá en una gran disminución de la producción para el próximo año. Esto ya se venía produciendo de manera progresiva por la transformación del sector para poder ser más respetuosa con el medio ambiente, producciones más ajustadas a las ventas por el menor consumo de los clientes finales, debido a una concienciación. 

También se maneja una gran caída de márgenes, debidos a los descuentos para tratar de sacar la mercancía, dependiendo del actor esta merma puede ir del 40% hasta el 70%.

A nivel de producción, el sector cambia porque se va a tratar de acercar a los centros productivos. Con esta crisis se ha visto la falta de industria y lo importante que es tener una industria de base para dar respuesta rápida a posibles eventualidades. 

“Con esta crisis se ha visto la falta de industria y lo importante que es tener una industria de base para dar respuesta rápida a posibles eventualidades”

¿Cree que su plantilla está preparada y lista para los cambios que se han producido o la adaptación va a tardar un tiempo y habrá que tener paciencia?

La plantilla tiene ganas de seguir adelante y está dispuesta a aprender y esforzarse por adaptarse a los cambios. Es cierto que los cambios no son nunca fáciles, pero con la voluntad, la ilusión y una buena dirección, tenemos gran parte de este proceso recorrido, pero algo de paciencia debemos tener. 

¿Cómo ha cambiado en algo su manera de dirigir la empresa? ¿Afronta el día a día de manera distinta? 

Ha cambiado bastante, miramos al futuro pero nos centramos más en el día a día. Ahora mismo la prioridad es buscar tener la empresa lo más saneada posible para salir de esta crisis lo más fuerte que se pueda. Cada paso se mide dos veces para poder ser lo más eficientes posible. Somos una marca pequeña con más de 80 años y la experiencia acumulada nos dice que es necesario fortalecer las bases en épocas de crisis.  

¿Cuál ha sido la decisión más dura que ha tenido que tomar estos meses y cómo se llega a ella?

La verdad que ha habido varias, pero siempre las más duras son el personal eventual, con el cual por la baja de producción no puedes contar. Después vendrían las de reducción de márgenes, es decir aplicar grandes descuentos para no acumular stock

¿Qué les han transmitido sus clientes en estos meses? ¿Qué cambios han notado en su relación con ellos? 

Los clientes, como no podía ser de otra manera, reflejan la situación, tienen gran preocupación por cómo se desarrollara su negocio en esta crisis si podrán dar salida a sus stock o qué margen tendrán. También es cierto que con la reapertura del mercado se ha transmitido ilusión por volver a trabajar, con incertidumbre eso sí. 

“Es cierto que los cambios no son nunca fáciles, pero con la voluntad, la ilusión y una buena dirección, tenemos gran parte de este proceso recorrido”

¿Qué cree que sería importante tener en cuenta a nivel de político, empresarial y social para superar este complicado momento?

Claridad en la información que lanzan  para poder adaptarnos a esa normativa que vamos a tener. 
Por ejemplo, en nuestro caso, somos moda baño, para nosotros que las piscinas abran, tanto las públicas como las privadas, es muy importante, pero  a esta alturas muchas comunidades no saben si podrán o no abrir, en qué circunstancias podrán o con qué necesidades se encontrará. Estas incógnitas hacen que el mercado esté parado y por tanto es un golpe duro para todos los que nos dedicamos a este sector que tiene, además, un espacio temporal de venta tan definido. 

¿Cree que algún sector va a salir reforzado de esta crisis? ¿A quién ha perjudicado más?

Creo que habrá parte del mercado que sí saldrá reforzado pero otras partes no, como pueden ser empresas con una gran producción pero con un musculo financiero ajustado. A estas empresas, la bajada de márgenes les podrá hacer bajar la persiana, porque son intensivos en mano de obra y la bajada tanto de márgenes como de producción les hará daño. 

Por otro lado, empresas con músculo financiero o empresas que tengan una producción más ajustada y sean capaces de replegar sus fuerzas ante esta situación podrán salir reforzadas por algo que ya he comentado: el mercado estaba transformado sus normas hacia un mundo más sostenible, producciones más ajustadas a los volúmenes de venta final, pero con un altísimo valor añadido. 

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020?

La importancia de todo el factor humano que nos rodea, no somos solo nosotros y nuestras empresas. Sino que somos nosotros nuestras empresas, las empresas que nos rodean y las personas de esas empresas.  

Por poner un ejemplo, en las primeras semanas de la crisis entre empresas cercanas nos organizamos espontáneamente para fabricar batas y mascarillas. Cada uno aportó  lo que pudo: personal, material…. Y esas sinergias han creado posibilidades de crecimiento para todas las empresas de cara al futuro. 

También te puede interesar:
Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo