Así es como Netflix pasó de alquilar DVD a ser referente en el streaming

Ha sabido reinventarse mejor que cualquier otra plataforma, y es el rey de su sector.

netflix
iStock

No necesita presentación, en los últimos años Netflix ha conseguido hacerle sombra sin despeinarse a la que, hasta ahora, era la reina del entretenimiento: la televisión. Está claro que los hábitos de consumo y las necesidades evolucionan y cambian, y las plataformas de streaming en general, y Netflix en particular, han canalizado muy bien esa nueva demanda de un público que lo único que desea es ver lo que quiera, cuando quiera, y desde el dispositivo que le dé la gana.

Empezaron alquilando DVD

Cuenta la leyenda que Netflix nació cuando a un cliente de los antiguos videoclubs, le cobraron 40 euros de amonestación por retrasarse en devolver una cinta de vídeo, y a partir de ahí el damnificado se puso a idear la forma de ofrecer contenido audiovisual sin plazos ni demoras.

Sin embargo la realidad es que dos ingenieros de software, Marc Rudolph y Reed Hastings, querían usar Internet para alquilar películas en DVD, que en ese momento era un formato novedoso. Establecida como un servicio de suscripción de DVD por correo en 1997, Netflix se fundó antes que Google, y en 1999 decidió adoptar un formato de suscripción mensual que brindaba a los usuarios un número ilimitado de alquileres a cambio del pago de una única mensualidad.

Un año después, Netflix compró una participación del 49% a Blockbuster, el gigante del alquiler de películas en VHS, que en ese momento tenía 7.700 tiendas en todo el mundo. Blockbuster rechazó la oferta, pero Netflix fue absolutamente visionaria y continuó apostando por Internet y los nuevos formatos. El servicio de alquiler de DVD fue un éxito y el número de suscriptores de pasó de apenas 700.000 en 2002 a la friolera de 3,6 millones en 2005.

A partir de ahí, la historia es de sobra conocida. Internet continuó popularizándose y Netflix acabó de dar el salto definitivo cuando inauguró su plataforma de streaming, donde ya no era necesario alquilar un DVD físico, sino que todo el contenido estaba disponible en la red, sin esperas ni plazos.

La COVID como revulsivo

Mientras que centenares de empresas han tenido que cerrar debido a la pandemia de coronavirus, y muchísimas otras se encuentran en una situación delicadísima por las restricciones impuestas desde el Gobierno, el período del confinamiento y los peores momentos de la crisis han sido cuando más volumen de negocio ha generado Netflix.

A mediados de 2020, cuando la economía de medio mundo estaba cerrada, la plataforma experimentó el mayor crecimiento de nuevos usuarios de su historia. Esto produjo que la compañía tuviera que reducir en un 25% su consumo de ancho de banda para poder satisfacer la excepcional demanda de clientes en Europa.

La competencia es muy fuerte, y otras plataformas como Amazon Prime o HBO juegan en un mercado cada vez más competitivo. No obstante, hay varios expertos que apuntan a que, dentro de unos años, será Disney+ quien desbanque a Netflix como rey del streaming, ya que en muy poco tiempo ha logrado alcanzar los 200 millones de suscriptores en todo el mundo.

Continúa leyendo