Así es la ley del Gobierno que permite crear una empresa por un euro

Pretende hacer frente a problemas como la morosidad.

euro
iStock

El tejido empresarial en España ha sido especialmente golpeado por la pandemia de coronavirus durante los últimos 18 meses. Quienes más han notado el batacazo son las pequeñas y medianas empresas de nuestro país, así como los trabajadores por cuenta propia, que son los que más están sufriendo la crisis económica posterior al virus.

Para intentar reactivar la iniciativa empresarial y que se empiece a generar empleo y riqueza, el Gobierno de Pedro Sánchez planea lanzar la que ha sido bautizada como ley de Creación y Crecimiento empresarial que, entre otras cosas, permitirá crear sociedades desde un capital inicial de un euro.

Una empresa, un euro

El Ejecutivo está convencido de que esta medida favorecerá la creación de empresas, estimulará su crecimiento y reducirá notablemente la morosidad, otro de los problemas adyacentes al abrupto cese de negocio que tuvo lugar a partir de las medidas sanitarias para combatir la epidemia.

Precisamente la suspensión de pagos es uno de los males que desgasta a las empresas españolas, especialmente desde la irrupción de la Covid y de las restricciones impuestas por la Administración. Así, según el Gobierno, esta ley está pensada tanto para eliminar obstáculos en la creación de compañías, como de evitar los impagos, que asfixian la liquidez de otras muchas empresas, sobre todo las de autónomos y las PYMES. Este tipo de empresas suelen permitir que las grandes compañías se retrasen hasta más de 60 días en los pagos por miedo a perder un cliente solvente y fiable, pero en muchas ocasiones esto ocasiona que la pequeña empresa sufra para cuadrar sus cuentas.

La morosidad, el gran problema

La nueva norma prevé incorporar un sistema de incentivos fiscales para que las empresas cumplan con los plazos de pago, además se implementará un nuevo sistema de factura electrónica. Esto hará que, por un lado, se tengan en cuenta los plazos de pago para poder acceder a subvenciones y bonificaciones de dinero público y, por otro, dicha factura electrónica fomentará la transparencia de esos mismos plazos para que todas las empresas cumplan con el pago de sus facturas pendientes.

Por supuesto, como toda normativa también irá acompañada de sanciones. En concreto, el Ejecutivo prevé aplicar infracciones a aquellas compañías que continúen retrasándose en los pagos y descuiden los plazos establecidos. También estará disponible un sistema extrajudicial de resolución de conflictos para que, si existe alguna disputa entre empresas, estas puedan ser arbitradas antes de tener que ir a juicio.

Con la ley de Creación y Crecimiento empresarial, se pretende eliminar también el requisito de disponer de una inversión mínima de 3000 euros para poder crear una empresa, y también intentará que se reduzcan los pasos burocráticos y los plazos, pudiendo crear una sociedad de manera totalmente telemática y en un plazo máximo de diez días.

Este modelo no es nada nuevo, ya que en muchos países de Europa lleva años implementándose. En países como Estonia, por ejemplo, incluso es posible crear una empresa a través de una página de internet habilitada por el Gobierno, y en un tiempo inferior a una hora.

Continúa leyendo