Las pymes, un sector vital para nuestra economía

Banco Santander tiene en marcha planes específicos que complementan las medidas gubernamentales para proteger a las pequeñas y medianas empresas de nuestro país del impacto de la crisis.

España es uno de los países europeos con más pymes, sólo por detrás de Grecia. Un colectivo que conforma el 99,8% del tejido empresarial y genera el 65,9% del empleo total nacional, según cifras oficiales, por lo que se puede decir que son el corazón del sistema económico español. Y gran parte del cuerpo.

Según cifras del pasado mes de octubre, ofrecidas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las pymes generan 15.849.305 empleos, de los alrededor de 19 millones que existen en España. De estos, más de 10 millones corresponden a empresas que tienen menos de 250 empleados. El 72,96% del total son empresas dedicadas al sector servicios; seguidas, a mucha distancia, por las que se dedican a la construcción (11,23%), el sector agrario (9,74%) y la industria (6,07%). El parón económico provocado por la pandemia del coronavirus se ha dejado notar en este segmento, que se ha reducido ligeramente como consecuencia de la pandemia, habiendo disminuido un 0,21% con respecto a las cifras de 2019.

De ahí que, siendo uno de los sectores más vulnerables en periodos de crisis como la creada por el covid-19, protegerlas sea de importancia estratégica para la economía española. Así, el Estado las ha tenido especialmente en cuenta dentro de sus planes de alivio y estímulo, ya sea mediante líneas de crédito ICO, planes específicos o cambios en la política fiscal, entre otras medidas.

Esa atención también ha llegado por parte del sector privado. En este sentido, Banco Santander, que es el banco español que reúne al mayor número de pymes y autónomos -trabaja con más de cuatro millones de pymes en todo el mundo-, también ha desplegado sus propias medidas, desde el trato diario y el conocimiento del sector y de los clientes.

Una experiencia de años en los que la entidad ha impulsado todo tipo de medidas pensadas e implementadas específicamente para este segmento, como programas específicos de financiación y asesoramiento, impulso de la digitalización, apoyo a la internacionalización o reconocimientos como el Premio Pyme del Año, entre muchas otras.

Del mismo modo, ha rastreado aquellos proyectos que tengan un impacto positivo en la construcción de un nuevo modelo económico mundial, sostenible e inclusivo, facilitando capital a los negocios, desde grandes empresas hasta autónomos, para que puedan crecer e invertir poniendo los cimientos para una recuperación sólida y duradera.

El banco español líder entre pymes y autónomos

Este trabajo, sostenido en el tiempo, ha sido reconocido, entre otros, con el premio al Mejor Banco para Pymes del mundo que otorga la revista Euromoney o el Premio al Mejor Banco de España y América concedido por la publicación The Banker.

Para Banco Santander, la clave de su liderazgo está en situarse cerca de sus clientes, con el objetivo de adelantarse a unas necesidades que van cambiando constantemente. Y abordándolas desde el conocimiento acumulado por años de trato directo y atención a las pequeñas y medianas empresas.
 
De ahí que, en situaciones como la crisis actual, la entidad presidida por Ana Botín esté concentrando la mayor parte de sus esfuerzos en la financiación, para permitir que multitud de pymes puedan capear la pandemia y también adaptarse a ella. Así, desde marzo, la entidad ha destinado ya más de 90.000 millones de euros para apoyar a las pymes, las empresas y los autónomos españoles. Y ha ayudado a 200.000 familias en nuestro país con aplazamientos de pagos y mediante anticipos.

Desde el momento en el que se desató la pandemia del covid-19, Santander España activó el protocolo de ayudas a las empresas, siendo líder del mercado en préstamos ICO con una cuota del 27% a nivel nacional. Con ello, la entidad garantiza la liquidez de las empresas y contribuye a paliar el impacto que las medidas de contención y prevención puestas en marcha por las autoridades sanitarias tienen sobre la economía y el normal funcionamiento de los negocios, además de dar a las empresas afectadas mayor flexibilidad en la gestión de su flujo de caja.

En palabras de Rami Aboukhair, consejero delegado de Santander España, “en estos momentos de incertidumbre, Santander quiere estar cerca de las empresas españolas, especialmente de las pymes, acompañándolas y buscando soluciones a sus posibles problemas. Por algo somos su banco, el banco de las empresas, para estar a su lado ante cualquier circunstancia”.