CLECE recorre España con un autobús para cubrir miles de puestos de trabajo

La Ruta del Empleo de CLECE han tenido lugar en diferentes puntos de la península con el objetivo de reclutar profesionales, dando prioridad a personas procedentes de colectivos vulnerables.

A través de la denominada “Ruta del Empleo”, CLECE ha impulsado una iniciativa pionera: la puesta en marcha de un autobús acondicionado como oficina móvil con el objetivo de acercar puestos de trabajo a desempleados de la España despoblada. Durante los meses de marzo a junio el autobús ha estado en Jaén, Cádiz, Málaga, Galicia y finalmente en Madrid. En las sucesivas paradas que iba realizando, los técnicos de selección hacían entrevistas a los distintos candidatos, poniendo el foco en los colectivos vulnerables: víctimas de violencia de género, personas con discapacidad y personas en riesgo de exclusión social, que muchas veces son quienes tienen mayor dificultad para desplazarse o encontrar trabajo. El principal objetivo de esta iniciativa ha sido cubrir miles de puestos de empleo en diferentes puntos de la península.

CLECE.
CLECE.

La dificultad de las personas que habitan en zonas rurales para conseguir un empleo hace que cada vez más profesionales abandonen sus pueblos para mudarse a la ciudad. “En Galicia las combinaciones del transporte público no son las mejores, y muchas personas no se pueden permitir el gasto de un coche propio, lo que se traduce en una limitación a la hora de encontrar empleo para algunas personas”, explica Sara Costa, una de las técnicas de selección de CLECE, quien añade que “la gente se mostró realmente agradecida por darles la oportunidad de entrevistarles y escucharles, ya que nos ven cercanos”.

De hecho, muchas de las contrataciones se realizaron al momento, por lo que algunos candidatos consiguieron empleo tras finalizar la entrevista. “Vimos perfiles que nos encajaban en las necesidades que teníamos que cubrir. Para ellos fue una alegría inmensa, ya que salieron con trabajo de la entrevista”, asegura la técnica de selección.

“Esta iniciativa ayuda a dar empleo, algo primordial en el momento en el que nos encontramos. Un evento de esta capacidad también transmite una imagen de la empresa que refleja lo que somos en realidad, ya que demuestra que damos oportunidades a todo el mundo y que tenemos puestos que cubrir”, matiza Costa.

CLECE.
CLECE.

El trasfondo detrás de cada contratación

Para personas como Saúl Fernández, uno de los contratados en la Ruta del Empleo, la oportunidad de trabajar en CLECE supone también un cambio radical en su vida. “Puedo respirar tranquilo sabiendo que tengo mi trabajo indefinido, sin tener que preocuparme la llegada del fin del contrato”, asegura Fernández, quien antes de acudir al evento estaba cobrando la prestación por desempleo.

“Son maravillosos, no tengo palabras para ellos. Doy gracias a todo el equipo, que es como una gran familia, por darme la oportunidad de trabajar con ellos”, afirma Saúl Fernández, al mismo tiempo que anima a todos los desempleados a apuntarse a las próximas ediciones del evento.

Diferentes paradas por España

La primera ruta tuvo lugar en Jaén (Ruta Jaén Emplea), donde la empresa tenía intención de contratar a más de 300 personas. Después, la ruta continuó por Cádiz (Ruta Cádiz Emplea) con el objetivo de cubrir más de 200 puestos de trabajo.

De igual forma, el autobús-oficina pasó por Galicia (donde querían contratar a más de 200 personas) y por Málaga (para contratar a más de 500 personas). En todas sus paradas CLECE ofreció una amplia diversidad de puestos como enfermeros, gerocultorores, vigilantes de seguridad o jardineros.

Como acción complementaria, CLECE ha organizado en junio, en Madrid, dos jornadas virtuales de entrevistas dirigidas a toda España con la intención de encontrar a candidatos procedentes de colectivos vulnerables (víctimas de violencia de género, personas con discapacidad y personas en riesgo de exclusión social), para ocupar hasta
2.800 puestos de trabajo. Al mismo tiempo, el autobús de la Ruta de Empleo también recaló en la capital durante esos días y en él se realizaron entrevistas para cubrir más de 150 puestos de trabajo.

Brecha digital y colectivos desfavorecidos

Aunque la digitalización ha aportado grandes beneficios a nuestras vidas y la mayoría de la población joven sabe navegar por Internet, lo cierto es que, como afirma CLECE, muchas personas pertenecientes a colectivos desfavorecidos, por diferentes motivos, no han tenido acceso a la digitalización y no saben bien manejar un ordenador o smartphone a la hora de inscribirse en distintas plataformas de empleo u ofertas de trabajo, o no disponen de las herramientas tecnológicas necesarias.


Y es que, algo tan sencillo a priori como adjuntar el currículum en un email o acceder a la página web de una empresa a través de Internet puede suponer, en algunos casos, una verdadera dificultad para aquellas personas que no disponen de conocimiento digital. CLECE ha querido ofrecer una oportunidad laboral a estas personas porque considera que constituye una de las mejores formas de inclusión social, especialmente para colectivos desfavorecidos. “Hacemos lo posible por encontrar un hueco a todas las personas”, concluía Costa.