Comprar periódicos o viajar al espacio: estos son los planes de Jeff Bezos ahora que no es CEO de Amazon

El hombre más rico del mundo ahora tiene aún más tiempo libre.

Aunque Jeff Bezos ha renunciado como CEO de Amazon, después de 27 años al frente del gigante del comercio online, eso no significa que ahora vaya a tumbarse en una hamaca o a jugar al dominó en el parque con otros jubilados. De hecho, Bezos ahora está centrando su atención en sus otros intereses comerciales, muchos de los cuales miran directamente hacia el futuro.

El hombre más rico del mundo está listo para volar al espacio en el segundo viaje de su compañía de vuelos espaciales Blue Origin. El primero tuvo lugar hace unos meses, casi 52 años después del aterrizaje lunar del Apolo 11, en lo que Bezos llamó "la mayor aventura de su vida", algo que ha reconocido que quería hacer desde niño. Pero, ¿qué implica el vuelo espacial y qué otros grandes planes tiene Bezos para su vida después de Amazon? Aquí te contamos cuáles son los planes del hombre más rico del mundo ahora que es CEO de Amazon.

No hay fronteras en el espacio

Antes del nuevo lanzamiento espacial, que tendrá lugar en los próximos dos años, Bezos y Blue Origin acaban de anunciar una donación de 200 millones de euros a la Institución Smithsonian, el mayor regalo desde que se fundó este instituto, en 1846, con 130 millones de euros de la donación destinados a la creación de un nuevo centro educativo llamado Bezos Learning Center, enfocado en STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas), en el National Mall, en Washington DC.

Si bien algunos dicen que Bezos fue derrotado por su competidor en viajes espaciales, el multimillonario Richard Branson, que voló al espacio el 11 de julio, Bezos no lo ve de esa manera. El vuelo de Branson alcanzó los 1.000 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, lo suficientemente alto como para que la tripulación fuera clasificada como astronautas por la NASA. Sin embargo, la tripulación de Bezos volverá a viajar a más de 2.000 kilómetros sobre la Tierra, pasando la Línea Kármán, que se considera más ampliamente como el límite espacial. Allí el equipo experimentará unos minutos de ingravidez. La cápsula en la que viajará la tripulación cuenta con grandes ventanas a través de las cuales podrán mirar hacia el espacio y ver el horizonte curvado de la Tierra. El cohete lleva el nombre de Alan Shepard, el primer astronauta estadounidense en llegar al espacio, y ha estado en desarrollo desde 2006.

Además, Bezos ha revelado una nueva incorporación a sus vehículos espaciales Blue Origin. La nave de aterrizaje lunar Blue Moon se presentó al mundo como un vehículo diseñado para transportar cargas útiles y llevarlas de forma segura a la superficie de la luna. Blue Moon es un testimonio más de la visión de Bezos de nuestro futuro viviendo en el espacio exterior: el multimillonario ha declarado que planea "devolver a los estadounidenses a la luna" para 2024, lo que va en línea con los objetivos de la antigua administración Trump.

Un magnate de los medios

Bezos también planea adentrarse el mundo editorial. En 2013 anunció que compraría The Washington Post por 250 millones de euros. The Washington Post ha experimentado algunos cambios gracias a la astuta visión empresarial de Bezos. En 2016, Bezos reestructuró el periódico, expandiéndolo a nuevos medios digitales y plataformas móviles, y también revitalizando su software de análisis.

Continúa leyendo