CEOs ante el Coronavirus / José María Galofré, CEO Volvo Car España

“De las crisis suelen salir grandes ideas, el estrés hace reaccionar creando soluciones nuevas”

José María Galofré, CEO de Volvo Car España, cree que la marca de origen sueca podrá salir reforzada de la crisis del coronavirus gracias al trabajo previo

José María Galofré
José María Galofré / VOLVO CARS ESPAÑA

“Creo que estamos en una posición privilegiada frente a nuestros competidores”. Así de contundente se muestra el CEO de Volvo Car España, José María Galofré, al hablar con nosotros telemáticamente del difícil momento que está pasando el sector del automóvil en España consecuencia de la crisis del coronavirus. 

Galofré no escatima en palabras en su análisis. Da datos de cómo ha afectado a su producción y de cuándo esperan superar el golpe inesperado asestado por el Covid-19. Habla constantemente de adaptación y digitalización, conceptos muy repetidos por otros directivos de distintos sectores, pero un proceso que en Volvo ya habían iniciado. 

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo? 

La pandemia por el coronavirus es un drama humano por las implicaciones en la salud y las consecuencias del confinamiento en la situación económica. Desde el primer instante de la crisis sanitaria desde Volvo Car Group se decidió tomar medidas que asegurasen la salud de nuestros empleados y, tanto en las fábricas como en las oficinas, se diseñaron protocolos y medidas de protección. La recomendación al teletrabajo fue inmediata porque desde Volvo llevábamos varios años con la implantación voluntaria del teletrabajo por lo que estábamos preparados a nivel técnico y de procesos administrativos para desarrollar nuestros trabajos desde cualquier lugar del mundo e incluidos, como es lógico, desde los hogares. Además, hemos adaptado nuestros trabajos y nuestras acciones a la situación de pandemia que vivimos y nos hemos vuelto más creativos. 

La consecuencia del confinamiento y la situación económica nos ha afectado de muchas formas: debilitamiento del mercado, cierre temporal de los concesionarios, interrupción de la producción en las fábricas y preocupación por los empleados. Las ventas de vehículos de todo el mundo se han visto gravemente afectadas por la pandemia y las perspectivas económicas se han deteriorado. 

En el caso de Volvo, desde el inicio de la alerta, nunca hemos estado totalmente cerrados ya que atendíamos a todas las llamadas de nuestros clientes en el área de posventa para los servicios esenciales, y también teníamos abierto la venta online y nuestra gama de modelos. Para nosotros no ha sido complicado porque desde hace más de 3 años tenemos ventas directas online, comenzamos con Care by Volvo y citas online de taller a través de Volvo Car Plan. 

“Las ventas de vehículos de todo el mundo se han visto gravemente afectadas por la pandemia y las perspectivas económicas se han deteriorado”

En Volvo puedes comprar o cerrar una cita de taller desde tu móvil, y si lo necesitas se recoge y entrega el vehículo donde requiere el cliente. 

Actualmente, desde el inicio de la “desescalada” la situación ha cambiado y ya tenemos abiertos todos los concesionarios (con sus protocolos sanitarios en venta y posventa), las fábricas ya han recuperado su ritmo habitual y empezamos poco a poco la normalización de la actividad económica, en posventa ya estamos a un 80% de un día normal anterior al coronavirus y en ventas al 60% de un día antes de la crisis sanitaria.  

Desde que Volvo se fundó en el año 1927 nuestro principio es cuidar a las personas y hoy seguimos siendo fiel a ese compromiso, que ha sido el secreto de nuestro éxito como compañía. 

¿Le ha sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia? 

Creo que nadie se podía esperar semejante magnitud del virus SARS2 y su enfermedad COVID19, que ha conllevado a la gran pérdida de miles de seres humanos, miles de familias destrozadas y un sistema sanitario desbordado. Ante este dolor se suma las consecuencias económicas, en el que las empresas y autoridades tienen que ir de la mano hacia la recuperación. 

Pero la clave ha sido entender enseguida la situación,  para de este modo como estamos haciendo en Volvo,  tomar las medidas correctas para este nuevo tiempo de la pandemia , sólo debemos adaptarnos y ser más innovadores, las epidemias por bacterias o por virus pertenecen a la naturaleza y aunque es una desgracia que nos toque una nueva a nuestra generación, creo que tenemos muchas ventajas frente a las anteriores epidemias por estar en un momento de la humanidad con un gran desarrollo científico y sanitario que ayudará y está ayudando a que el impacto sea mucho menor a otras epidemias y hoy más que nunca la tecnología y la conectividad nos ayuda a estar trabajando muy unidos pero manteniendo la distancia.  

En el mes de abril, el mercado de automóviles en Europa ha caído un 75%, que en el caso de nuestro país ha supuesto un 96%, datos sin duda muy preocupantes. Pero, una vez controlado el famoso pico de la curva de contagios y con la sanidad más relajada junto con las medidas de protección y protocolos preparados, creo que ahora, más que nunca, la actuación del Gobierno es clave, tanto para la recuperación económica del país y controlar las tasas de desempleo, como la importancia de tomar medidas específicas para el sector del automóvil, un sector que representa el 10 % del PIB y el 9% del empleo.  

“Creo que ahora, más que nunca, la actuación del Gobierno es clave, tanto para la recuperación económica del país como para ayudar al sector del automóvil”

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en su empresa?

Al ser una empresa internacional con fuerte presencia en China hemos sido de los primeros en ser conscientes de la pandemia, ya que el pasado mes de enero, ya tuvimos que cerrar temporalmente alguna de las fábricas en ese país, hecho que no nos afectó ya que tenemos también fábricas en Europa y EEUU. Pero igualmente creemos ser de los primeros en recuperar la normalidad. A comienzos del mes de marzo, Volvo Cars abrió de nuevo sus cuatro fábricas de China tras un largo periodo de cierre. Y actualmente, todas nuestras fabricas están operativas en los tres continentes, lo que demuestra las ventajas de ser una empresa globalmente equilibrada.  

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían/ o estáis llevando a cabo?  

Desde el inicio de la crisis Volvo Car ha estado trabajando junto con sus concesionarios para poner en marcha medidas y acciones que conllevase la estabilidad de nuestros negocios para dar seguridad a nuestros empleados y a nuestros clientes. Desde la primera semana de marzo cuando aún no teníamos la ley de alarma nacional, ya trabajamos desde casa y también digitalmente con nuestra red de concesionarios, creo que ser una compañía LEAN y digital nos ha ayudado mucho a no parar de trabajar y diseñar los nuevos procesos y protocolos.  

En el caso de Volvo Car España, no hemos tenido que recurrir a ningún ajuste de plantilla y tampoco nos hemos acogido a ningún ERTE. En el caso de los concesionarios, sí que la gran parte de ellos se han acogido a los ERTES, mientras cesaba la gran parte de su actividad, para asegurar la continuidad de su negocio, pero todos los empleados que estaban en situación de ERTE se han mantenido en contacto con la empresa y a todos ellos hemos aprovechado el confinamiento para reforzar la formación y el aprendizaje de los nuevos procesos. 

¿Cómo se toma una decisión así? ¿En qué se piensa cuando se valora tomar una medida que va a afectar terceras personas? 

Estas decisiones se toman siendo conscientes de que se vive una situación excepcional y temporal ante un estado de alarma, y el objetivo principal es proteger la salud y vida de las personas y a garantizar que Volvo Cars y la red de concesionarios pueda volver a la actividad normal tan pronto como sea posible y seguro. Y confiamos en que las medidas adoptadas logren un correcto equilibrio entre la necesidad de mitigar el impacto de la pandemia y el objetivo de proteger tanto a su personal como el futuro de la empresa.  

Me gustaría también compartir que actualmente, en fase 0 y fase 1 de la “desescalada “, en nuestra red de concesionarios Volvo ya contamos con la mayoría de nuestros talleres al 90% de capacidad y a más del 60% en ventas, y en nuestro plan esperamos estar en la misma situación que estábamos antes del coronavirus a final de junio, pero no podremos asegurar esta situación si la economía entra en una situación muy negativa por falta de confianza y el aumento de desempleo. 

“Ser una compañía LEAN y digital nos ha ayudado mucho a no parar de trabajar y diseñar los nuevos procesos y protocolos”

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación?

Hemos creado nuevas fórmulas comerciales, reforzando la venta online que ya teníamos desarrollada, y facilidades de financiación a nuestros clientes para recuperar el pulso del negocio. 

Por ejemplo, con lanzamientos como el Home Stay Store, nuevo concepto de venta y renting de coches online, que permite a los clientes, a través de la nueva web, alquilar por renting un nuevo Volvo desde la seguridad y el confort de su propio hogar en medio de la actual pandemia. A nivel de postventa, también contamos desde hace más de 2 años el programa Volvo Car Plan, donde de forma online gestionamos todas las agendas de la amplia red de talleres que contamos en España, por ello somos capaces de gestionar las agendas a conveniencia de nuestros clientes y no solo garantizar que nuestros clientes no esperen, sino también evitar el “exceso de personas “, además el programa también ofrece entrega y recogida para el cliente y un servicio Volvo de cortesía.

Creo que estamos en una posición privilegiada frente a nuestros competidores, porque ya llevamos años de experiencia gestionando las necesidades de nuestros clientes a nivel nacional y ofreciendo todos nuestros servicios online, tanto de venta como de posventa.

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones? 

Como he comentado, la red de concesionarios se ha acogido a los ERTEs y también algunos para garantizar su liquidez están aprovechando las ayudas de las líneas ICO

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad? 

Por un lado, hemos adaptado todos nuestros procesos de venta y posventas a los nuevos protocolos de sanidad y cuidar la seguridad de todos los empleados como por supuesto de los clientes, a través de cita previa, máquinas de ozono en los talleres, manteniendo las distancias de seguridad y reforzando servicios a nuestros clientes como el de pick up & delivery (servicio que ya ofrecíamos desde hace más dos años). Creemos que las nuevas fórmulas comerciales vienen para quedarse por la propia experiencia que nos ha tocado vivir en el que nuestros clientes más que nunca han experimentado las ventajas que suponen los servicios online y la digitalización del sector.

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

La clave seguirá siendo como ocurrió en la anterior crisis financiera tener la flexibilidad y capacidad de adaptarnos a las nuevas circunstancias del mercado, ya que la competencia siempre está y cada día en Volvo crecemos porque nuestros clientes valoran más nuestros productos y los procesos que le generan un mayor valor añadido.

Volvo desde el primer día está trabajando con nuestra red y su agrupación, para poner en marcha un gran número de acciones y ayudas que ya han fortalecido a nuestros socios y en la situación actual podemos mantener nuestra actividad de todos nuestros centros. Pero, lo más importante es que ya contamos con todos los elementos y procesos que garantizan a nuestros clientes y a nuestros empleados su seguridad.  

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2021? 

De las crisis suelen salir grandes ideas y nuevas fórmulas ya que el nuevo nivel de estrés hace reaccionar creando soluciones nuevas. Cada día aprendemos y debemos sacar lecturas positivas pero tal vez esta crisis nos está haciendo reflexionar y recordar que somos parte de la naturaleza y que debemos cuidarnos como especie, siendo más solidarios y también cuidar nuestro planeta, porque es nuestra casa común. 

Durante el confinamiento, como he comentado antes hemos estado colaborando con la sociedad y principalmente con nuestros sanitarios, a través de la cesión de nuestros coches a hospitales. Además, entre otras muchas acciones, hemos donado a la Cruz Roja fundas de asientos para las ambulancias y fabricado máscaras con impresoras 3D.

También te puede interesar:
Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo