“El coronavirus perjudicará menos al sector asegurador que a otros”

Enrique Sanz Fernández-Lomana, presidente de la Mutualidad de la Abogacía, nos habla de cómo la previsión, la anticipación y la buena gestión de sus activos antes de la crisis sanitaria del Covid-19 les está ayudando a salvar las consecuencias económicas.

Enrique Sanz
Enrique Sanz Fernández-Lomana / Mutualidad de la Abogacía

“Es muy difícil aventurar qué ocurrirá en el futuro”, asegura Enrique Sanz Fernández-Lomana, presidente de la Mutualidad de la Abogacía. Y por lo que nos cuenta en una entrevista telemática, esa idea puede ser una de las claves para estar preparado para una crisis tan inesperada y súbita como la del coronavirus y sus consecuencias

Según nos cuenta Sanz Fernández-Lomana, en la aseguradora que preside empezaron a prepararse para lo que pudiera ocurrir con casi un mes de antelación. El 20 de febrero ya tenían su gabinete de crisis interno y para el 12 de marzo, cuando se declaró el estado de alarma y el confinamiento general, su plantilla, que hasta entonces no tenía ninguna experiencia en el teletrabajo, estaba trabajando en remoto desde sus casas. 

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo?

Nuestra principal preocupación desde que se inició esta crisis ha sido velar por la salud de nuestro equipo de profesionales y de nuestros mutualistas. En Mutualidad de la Abogacía nos adelantamos a la situación y desde el 20 de febrero contamos con un Comité de Contingencia interno que elaboró un plan de acción para afrontar cada una de las fases previstas – prevención, contención, suspensión y reanudación – de la forma más apropiada.

Desde su puesta en marcha, el Comité se reúne cada día para hacer un análisis y balance de cada situación. En los primeros días, se aplicó la primera fase de prevención en la que velamos por la salud de todos nuestros profesionales, y desde el 12 de marzo – previo a que se decretase el estado de alarma- se aplicó la segunda fase de contención, fase en la que nos encontramos actualmente, con el 100% de nuestra plantilla trabajando desde sus hogares, gracias a la implantación del sistema de teletrabajo para los 111 empleados en un tiempo récord de 5 días.  

Asimismo, es importante señalar que nuestra actividad sigue desarrollándose prácticamente con normalidad. Pese a que nuestra oficina está cerrada y, por tanto, no prestamos asistencia presencial a mutualistas, hemos reforzado los canales telefónicos y digitales (mail, web y app) para continuar prestándoles una atención personalizada.

¿Le ha sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia?

Las consecuencias eran muy difíciles de prever puesto que nadie sospechaba de la magnitud que alcanzaría esta pandemia. Sin embargo, en nuestra entidad preferimos adoptar una postura optimista y de búsqueda de soluciones que puedan aportar valor a nuestros mutualistas, a nuestros profesionales y a la sociedad. 

En este sentido, hemos diseñado un paquete de ayudas para nuestros mutualistas alternativos, que son el colectivo de mutualistas más damnificados por la crisis al ser autónomos y haber tenido que reducir drásticamente su actividad. El paquete incluye tanto ayudas económicas – préstamos a interés tipo 0, 1000 ayudas de 750€ y ayudas por fallecimiento a causa del Covid-19 - como de acompañamiento emocional en estos momentos –atención psicológica telefónica y llamadas de acompañamiento a mutualistas mayores de 65 años-. En estos dos últimos casos, hemos colaborado con asociaciones especializadas de referencia para llevarlo a cabo. 

“Hemos diseñado un paquete de ayudas para nuestros mutualistas alternativos, que son el colectivo de mutualistas más damnificados por la crisis al ser autónomos”

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en Mutualidad de la Abogacía?

Como he comentado, en Mutualidad de la Abogacía tuvimos previsión suficiente y desde el 20 de febrero ya contamos con un Comité de Contingencia interno y un plan específico de contingencia. Así mismo, desarrollamos una metodología específica de comunicación para que todos nuestros profesionales y mutualistas estuviesen informados en tiempo y forma de cómo se desarrollaban los acontecimientos. 

En este sentido, en cuanto a nuestros profesionales, creamos un espacio único en la intranet con información relativa a procedimientos relacionados con la gestión del coronavirus, además de reuniones casi diarias con los responsables de equipo para informar sobre la situación en tiempo real.

En cuanto a nuestros mutualistas, hemos reforzado la comunicación con ellos por varias vías. Por un lado, les hemos mantenido al tanto de la situación periódicamente por mail, por otro, hemos habilitado un espacio en nuestra web exclusivamente dedicado a información y medidas de la entidad por el coronavirus y, por último, hemos reforzado nuestros canales telefónicos y digitales (web y app) para continuar con la atención personalizada. 

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían/ o estáis llevando a cabo?  

En Mutualidad de la Abogacía no hemos aplicado ningún ajuste de la plantilla, el 100% de nuestros profesionales están trabajando desde sus hogares y, a día de hoy, podemos afirmar que nuestra actividad continúa de forma efectiva a más alto nivel de sus capacidades. 

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación?

Hemos acometido un profundo cambio a nivel interno. Antes de que llegase la crisis del coronavirus, en Mutualidad de la Abogacía no teníamos implantado ningún sistema de teletrabajo. Pero dados los acontecimientos, nos adaptamos a las circunstancias en tiempo récord. En cuestión de días, impartimos formación en procesos de teletrabajo a todos nuestros profesionales y el día 12 de marzo, el 100% de la plantilla estaba operativa teletrabajando. A día de hoy, podemos concluir que ésta operativa es un éxito.  

“Nuestra cartera de inversiones que se está manteniendo estable y solvente ante la volatilidad bursátil generada por el coronavirus”

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones?

Nosotros directamente como entidad aseguradora no nos hemos beneficiado de ninguna medida de las administraciones. Sin embargo, en estos momentos, nuestra preocupación está con los abogados mutualistas alternativos, que son el colectivo que más está acusando esta crisis. A través de la Confederación Española de Mutualidades de la que soy presidente hemos solicitado al Gobierno de España y a las comunidades autónomas, la extensión de las medidas especiales de protección a autónomos al colectivo de mutualistas alternativos. 

A día de hoy son ya varias Comunidades Autónomas - Madrid, Andalucía y Navarra - las que han tomado medidas amparando también a los mutualistas y esperemos que pronto se sumen más comunidades. Y confiamos en que el Gobierno amplíe a los mutualistas alternativos las medidas de apoyo establecidas en el Real Decreto 8/2020, fundamentalmente las compensaciones por cese de actividad o merma de ingresos del 75%, pues lo contario implicaría una discriminación muy injusta hacia un colectivo que se ha visto afectado por el estado de alarma con la misma intensidad que aquellos autónomos afiliados al RETA, que han sido los beneficiarios de estas ayudas. 

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad? 

Es muy difícil aventurar qué ocurrirá en el futuro, si bien es cierto que el sector asegurador quedará perjudicado por la crisis, considero que lo hará en menor medida que otro tipo de sectores. El sector asegurador es un sector bastante estable y preparado para momentos de incertidumbre, los estándares de solvencia que presentamos y el nivel de liquidez del sector en general, nos permiten afrontar de forma más holgada este tipo de situaciones.  

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

El mensaje que estoy trasladando en estos momentos tanto a nuestros profesionales como a los mutualistas es un mensaje de tranquilidad y confianza respecto al impacto económico de la crisis del coronavirus en nuestra entidad.  

Tranquilidad en nuestro balance de situación ya que goza de fortaleza y buena salud. Contamos con un ratio de solvencia del 220%, un porcentaje que supera ampliamente las exigencias regulatorias y disponemos de liquidez suficiente, más de 700 millones de euros, para hacer frente a cualquier eventualidad. 

Y, confianza en nuestra cartera de inversiones que se está manteniendo estable y solvente ante la volatilidad bursátil generada por el coronavirus. La robustez de nuestra cartera es fruto de la estrategia de inversión que aplicamos y de su propia estructura: cuenta con una exposición a renta variable que solo representa el 6,4% del total de cartera y con una alta diversificación en renta fija, al acumular 105 emisores distintos de deuda de elevada calidad crediticia. 

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020?

Mi lectura positiva de esta crisis es algo de lo que ya tenía certeza pero que se ha ratificado e incrementado en este tiempo: el gran equipo humano que forma parte de la Mutualidad. La calidad humana de nuestros profesionales es, sin lugar a dudas, excepcional. La forma en la que todos los compañeros se han adaptado a esta situación, el esfuerzo que cada uno está realizando es algo que nunca me cansaré de agradecer. Porque al final lo importante es de quién te rodeas y yo tengo la gran suerte de contar con los mejores. 

Y fuera de nuestro ámbito propio, creo que debemos poner en valor, como se merece, la solidaridad que viene demostrando la ciudadanía en general, y muy particularmente todo el sector sanitario a quienes quiero agradecer el esfuerzo y el compromiso que están demostrando para combatir los efectos de la pandemia.

Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo