El 'Uber de los tractores': economía colaborativa para una agricultura más eficiente en África

La iniciativa 'Hello Tractor' combina las aplicaciones móviles e Internet de las cosas para dotar de maquinaria a quienes no se la pueden permitir

Un agricultor nigeriano camina junto a uno de los tractores alquilados mediante la aplicación móvil 'Hello Tractor'
Un agricultor nigeriano camina junto a uno de los tractores alquilados mediante la aplicación móvil 'Hello Tractor'

Alrededor del 80% de los cultivos en África se realizan aún a mano. Aunque la agricultura representa la cuarta parte de la economía del continente y aproximadamente el 70% de los empleos, la falta de acceso de los agricultores a la mecanización agrícola y a los créditos de los bancos, hacen que el rendimiento de las cosechas sea un 50% inferior a la media mundial. Así, la falta de crédito impide incrementar el rendimiento, mientras que el bajo rendimiento hace que los bancos perciban al sector agrícola africano como de alto riesgo.
 
Para combatir ese círculo vicioso el emprendedor nigeriano Jehiel Oliver fundó en 2014 Hello Tractor (“Hola, tractor” en inglés), una empresa que utiliza una aplicación móvil para poner en contacto a los dueños de los tractores con las personas que los necesitan. A través de ella es posible alquilar un tractor a bajo coste, mientras que el vehículo agrícola está conectado a Internet y dispone de localizador GPS, así como de sensores que informan del estado del tractor y de su nivel de combustible.
 
Los datos recogidos por la aplicación permiten hacer un historial de uso de la maquinaria que, además, permite a los agricultores presentar datos a los bancos que les permitan avalar un crédito para adquirir maquinaria. Y, por otro lado, también permite a los dueños de los tractores -muchos de ellos empresas de alquiler de maquinaria agrícola- expandir sus negocios. Una expansión que hasta ahora se había visto limitada por la falta de crédito o el sistema de minifundios que existe en muchos países africanos. A consecuencia de ello, el continente se ha quedado estancado mientras el resto del mundo ha vivido una rápida mecanización del campo.

Negocio digital, atención personal

Microtractor de 'Hello Tractor' en funcionamiento
Uno de los microtractores de 'Hello Tractor' en funcionamiento

Además, aunque el uso de los teléfonos móviles está muy extendido en el África subsahariana, mucha gente aún desconfía de las transacciones realizadas por esta vía, por lo que la empresa se dedica a reclutar a personas jóvenes que visitan las diferentes aldeas, con una misión a medio camino entre comerciales y evangelizadores; ofreciendo el uso de la aplicación y ayudando a salvar la brecha digital.
 
Pero, más allá de la tecnología, el secreto de la empresa consiste en su capacidad de adaptación a un entorno sujeto a muchos cambios y a una gran volatilidad económica. Cuando la empresa se fundó, en Nigeria en 2014, su producto principal era la venta de un "minitractor" de dos caballos, barato y diseñado para pequeñas explotaciones. Poco después el país se sumió en una recesión de dos años, acompañada de una hiperinflación que terminó doblando el precio de sus vehículos, haciéndoles inaccesibles a su potencial clientela. En 2017 se decidió entonces primar la conexión entre dueños de tractores y personas que los demandasen.
 
El éxito de la iniciativa ha logrado que Hello Tractor haya ido añadiendo colaboradores públicos y privados a sus planes. Varios gobiernos africanos, así como el Banco Mundial colaboran con ellos y, a la vez, aprenden de las experiencias de la empresa, mientras que grandes firmas como IBM y John Deere proporcionan tecnología y maquinaria, además de buscar cómo expandir sus mercados en un continente al que le que le queda mucho por hacer.  

Carlos Hidalgo

Carlos Hidalgo

Ansioso por aprender. Intento ser periodista. Subproducto cultural del cuñadismo New Age. Antes ha pasado por las redacciones de 'El Plural' y en 'El País'.

Continúa leyendo