Empresas para las que 2021 está siendo un año decisivo

Algunas no lograrán sobrevivir a este año.

empresa
iStock

A medida que la pandemia de coronavirus diezmaba las economías de todo el mundo, innumerables empresas se vieron gravemente afectadas, aunque algunas de esas compañías ya estaban luchando por su sostenibilidad y su supervivencia antes de ser golpeadas por el virus.

Ahora que han llegado las vacunas, y cada vez hay más personas inmunizadas por todo el planeta, hay muchas esperanzas en el horizonte, pero numerosas empresas todavía están teniendo serias dificultades para superar este 2021 de una sola pieza. Aquí te enseñamos cuáles son algunas de las empresas para las que 2021 está siendo un año decisivo:

Norwegian Air

norwegian air
iStock

El año 2020 fue especialmente duro para las aerolíneas, ya que el coronavirus detuvo el tráfico aéreo mundial. Con los vuelos en tierra y la disminución brutal de los ingresos, toda la industria ha estado luchando por sobrevivir con hasta 40 aerolíneas quebradas antes del otoño del año pasado. Entre los grandes nombres que podrían no contar 2021 se encuentra la tercera aerolínea económica más grande de Europa, Norwegian Air, donde solo seis de los 140 aviones de la firma están en funcionamiento, pero restringidos a rutas nacionales. Las ayudas estatales se han agotado para la aerolínea, que ha despedido a miles de empleados y ha visto a filiales en Suecia, Dinamarca e Irlanda declararse en quiebra.

Virgin Atlantic

virgin atlantic
iStock

Después de que Virgin Australia se derrumbara y entrara en concurso de acreedores, Virgin Atlantic, que opera desde el aeropuerto londinense de Heathrow y conecta con destinos de larga distancia en América del Norte, África y Asia, se encontró con un desenlace similar en agosto cuando se acogió al concurso por impago en un tribunal de Nueva York después de casi quedarse sin efectivo. La presentación de este recurso es parte de un paquete de rescate de 1.600 millones de euros y un plan de reestructuración de la deuda, y protege los activos estadounidenses de la aerolínea, pero el proceso está demostrando ser doloroso y prolongado.

Bayer

bayer
iStock

La adquisición por parte de la gran farmacéutica alemana de la controvertida empresa agroquímica Monsanto en 2018 sigue siendo una piedra de molino, además de contar con la pandemia golpeando la división de agroquímicos que heredó. Durante el tercer trimestre de 2020, los ingresos de Crop Science disminuyeron un 11,6% en comparación con el mismo trimestre de 2019 y las ventas de semillas cayeron casi un 40%. Los ingresos del sector farmacéutico del negocio también se redujeron drásticamente. Bayer también heredó una serie de demandas en torno a Roundup, el herbicida de Monsanto a base de glifosato que supuestamente causa cáncer, y los litigios, aún en activo, cuestan a la compañía miles de millones de dólares al año.

Heinz

heinz
iStock

Los gustos cambiantes y la popularidad decreciente de los alimentos procesados ya estaban dañando a Kraft Heinz mucho antes de la pandemia, pero curiosamente el confinamiento relanzó las ventas de sus productos, que van más allá del archiconocido kétchup Heinz. Sin embargo, la compañía ha tenido que formular un plan de cambio estratégico para intentar redefinir su modelo de negocio. Aún así, el precio de las acciones de Kraft Heinz se ha desplomado un 65% desde febrero de este año y la administración de la empresa tendrá que hacer todo lo que esté a su alcance para salvar lo que queda de año.

Continúa leyendo