“Estamos inmersos en una maratón y nos quedan aún kilómetros por recorrer”

Dionisio de Martínez de Velasco, CEO de Dräger Iberia, ha vivido la crisis del Covid-19 desde dentro, su empresa es uno de los principales productores mundiales de respiradores y EPIs

Dionisio de Martínez de Velasco
Dionisio de Martínez de Velasco / DRÄGER

“Salvar vidas”. Esa frase, en algunos casos manida, es la que no para de repetir Dionisio de Martínez de Velasco, CEO de Dräger Iberia. En su caso no es un decir, ni una frase hecha. La multinacional alemana es uno de los principales productores de respiradores y equipos médicos de protección que han sido clave en la lucha contra el coronavirus que ha puesto en jaque a todo el mundo y como tal ha vivido la crisis sanitaria con especial implicación. El que sus productos llegaran a los hospitales podía suponer que no falleciera una persona por culpa del Covid-19

De Martínez de Velasco ha estado estos meses en contacto directo con las autoridades, con los hospitales, con las fábricas en Alemania. Es una voz autorizada para analizar lo ocurrido sin el compromiso de la política. Es alguien al que no conviene obviar cuando dice que esto no ha pasado, qe no se puede bajar la guardia. Él no lo ha hecho, sigue enfocado en una cosa: salvar vidas. 

Ser una multinacional especialista en la fabricación de respiradores y seguridad durante una pandemia por un virus con graves afecciones respiratorias es como la alineación perfecta de los astros y la prueba de fuego de la empresa ¿creen que lo peor ha pasado o que a este drama todavía le quedan algunos episodios?

Aun no somos capaces de calibrar la dimensión de lo que ha pasado, ni de lo que está por venir. Hemos vivido con gran tristeza y frustración la imposibilidad de ayudar más a nuestro entorno. Hemos luchado con todas nuestras fuerzas, nos hemos aliado con autoridades, con fabricantes, con usuarios, con nuestros empleados y amigos, para salvar vidas. Seguimos con preocupación las noticias de los rebrotes, y la preparación para las posibles olas de infección que pudiéramos tener. Escuchamos previsiones económicas que superan los peores escenarios vividos. Creo que estamos inmersos en una maratón y nos quedan aún kilómetros por recorrer.

¿Cómo valora lo vivido por la compañía estos meses?

Desarrollamos tecnología para la vida, protegemos y salvamos vidas. Ya desde que aumentó la demanda de mascarillas FFP2 y FFP3 presuponíamos que algo podría desencadenarse, pero nunca imaginamos tal magnitud. Un tsunami que nos arrastró a todos. 

Desde el primer momento, supimos que nuestro único objetivo era salvar el mayor número posible de vidas humanas, y toda la plantilla en España, así como en Alemania, en nuestra matriz, en Italia, Francia y resto de países nos unimos de una manera incondicional. Los valores de la compañía se hicieron presentes, y se organizó la empresa para actuar de manera inmediata. 

El valor humano es nuestro mayor activo, e incluso hemos llorado por no poder hacer más. Desde el primer momento nos pusimos a disposición de autoridades, hospitales, amigos, de la población, y les ayudamos en todo lo que pudimos, sin límites, sin discusiones. Personalmente lideré en primera persona el comité de crisis y gestión, y hablaba varias veces al día con nuestra central con el objetivo de conocer el estado de los pedidos, priorizando las necesidades con nuestras autoridades y los hospitales. La situación cambiaba día a día, fueron momentos estresantes donde la solidaridad fue nuestra unión. Nuestros técnicos estaban en los hospitales, ayudando, instalando, haciendo lo imposible por ayudar. Desde nuestros centros de producción en Alemania hacían todo lo que podían. España era prioridad; sabían lo que estábamos viviendo, y nos estaban ayudando. 

Estamos orgullosos de haber ayudado a salvar vidas, y de trabajar en la compañía que estamos por haberlo hecho posible.  

Por lo que parece van a seguir en la primera línea con todos los cambios de hábitos que poco a poco se van imponiendo en la sociedad ¿qué han cambiado estos meses para adaptarse a los próximos meses post-coronavirus?

Dräger es un grupo alemán comprometido con la sociedad, protegiendo y salvando vidas. Dada la situación actual, estamos analizando continuamente nuestro entorno para replantear y establecer la estrategia de la compañía. El Covid nos ha impactado reforzando nuestro ADN, el sentido de nuestro trabajo. Hemos puesto a disposición de las autoridades y del sistema sanitario nuestra experiencia de más de 45 años en España. Además, hemos colaborado con las autoridades trasladando equipos, de todas las marcas, entre las provincias para reforzar la capacidad de los hospitales más afectados, asesorando, coordinando interlocutores, logística, e incluso reparando en aquellos casos necesarios.

Nunca hemos olvidado al que nos ha pedido ayuda, estando a su lado en todo momento. Y esa predisposición es la que ofrecemos igualmente para los próximos meses: interlocución, experiencia y recursos humanos. No solo somos proveedores de equipamiento, sino que somos firmes defensores de la vida, y por eso ofrecemos tecnología para la vida.  

Internamente, como todas las empresas, estamos adaptando nuestras oficinas a las normas sanitarias, para garantizar la distancia de seguridad. Hemos establecido turnos de trabajo en los talleres y almacenes, he implementado el teletrabajo en todos los casos posibles. Estas son sólo algunas de las muchas medidas que hemos tomado para poder garantizar nuestra operativa, y nuestra capacidad al servicio de nuestros clientes, de la sociedad y de la vida. 

He visto en varias entrevistas que, usted personalmente, venía avisando de la obsolescencia de algunos aspectos del sistema sanitario español ¿cree que el Covid-19 le ha dado la razón? 

La crisis del 2008 afectó a muchos sectores, entre ellos el hospitalario. Aun así, no debemos mirar el pasado. Debemos aprender la lección y analizar qué necesitamos para no volver a vivir una situación tan traumática. Debemos planificar a medio plazo y aunar esfuerzos, con el único objetivo de sumar entre todos. El covid-19 debería ayudarnos a tener una sociedad y un sistema sanitario más preparados. 

Desde su posición tiene contacto directo con los gestores del sistema sanitario de España y Portugal ¿se están tomando medidas reales para evitar un nuevo colapso hospitalario en España o los anuncios políticos son solo eso, anuncios? 

Indudablemente, se están realizando medidas para evitar nuevos colapsos. Autoridades, comunidades autónomas y grupos privados han definido las medidas a implementar y están dando los pasos. De hecho, España es uno de los países que ha solicitado a la Comisión Europea que se organice un stock sanitario para garantizar una reserva estratégica de tecnología y productos para todos los países de la UE durante los próximos años.  

Hay países que tienen producción propia de material necesario para poder obtener esta reserva estratégica, como Alemania. Por el contrario, hay otros países que no cuentan con esta independencia de producción e intentan almacenar material con el mismo objetivo.

No es fácil desarrollar fabricación de cierto tipo de productos, pues requiere de una elevada inversión y conocimiento tecnológico, como es, por ejemplo, en el caso de los respiradores de cuidados intensivos capaces de desarrollar terapias ventilatorias para patologías más graves. Pero hay productos que sí sería más fácil de implementar, como la fabricación de equipos de protección individual, por ejemplo, las mascarillas autofiltrantes FFP. 

Muchas empresas, Dräger entre ellas, se han volcado estos meses para arrimar el hombro ante la crisis sanitaria, pero son pocas las que no están sufriendo las consecuencias económicas de la pandemia ¿cree que la respuesta solidaria por parte de las empresas será igual en caso de un rebrote virulento? ¿Lo podrían resistir?

Nuestra empresa tiene como lema “Tecnología para la vida”. Ayudamos a proteger y salvar vidas, y está en nuestro ADN. Durante la crisis sabíamos lo que teníamos que hacer, y todos nuestros empleados se han involucrado al 100%, trabajando durante 24 horas al día y 7 días a la semana, porque sabíamos que estábamos salvando vidas. Cada minuto contaba y el trabajo de todos y cada uno era necesario e imprescindible para conseguirlo. Estoy seguro que en caso de rebrote todos se involucrarán de la misma manera que lo han hecho durante los últimos meses. Resistiremos lo que sea necesario para salvar vidas. 

Ahora, una de las principales preocupaciones de todos es un rebrote ¿qué previsiones manejan desde Dräger y cómo se están preparando para los distintos escenarios? 

Actualmente seguimos recibiendo peticiones de material para el suministro de equipos necesarios ante un posible rebrote. La producción en nuestro grupo nunca se ha parado. De hecho, hemos aumentado la capacidad de producción, se han establecido medidas de seguridad para todos los empleados: producción, almacén, administración, técnicos, tanto en la central como en nuestras subsidiarias a nivel mundial, para garantizar la producción, suministro e instalación. Hemos estado siempre al lado de nuestros clientes, y ahora más que nunca lo seguiremos haciendo. 

Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo