La digitalización ya no es una opción

La pandemia puede ser una oportunidad para que muchas empresas españolas superen su tradicional brecha en innovación. Banco Santander apoya a pymes y autónomos para lograrlo.

Un estudio de AMEX señala que, si bien la pandemia está acelerando la transformación digital, solo un 20% de las pymes considera que tiene un nivel de digitalización alto. Unas cifras que dan que pensar, si tenemos en cuenta que las pequeñas y medianas empresas suponen el 99,8% del tejido empresarial español y que, además, son las más afectadas por la crisis provocada por el coronavirus. Una crisis que ha hecho más que evidente la necesidad de apostar por la innovación, el comercio electrónico y nuevas formas de relación con el cliente. Y el único camino para ello es la digitalización. “La digitalización no es una opción”, señaló la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, en la jornada “Una cuestión de fondo: el fondo europeo de recuperación y sostenibilidad’, organizada por Women Action Sustainability (WAS), en la que además hizo una llamada a la colaboración público-privada para llevar a cabo reformas estructurales que regeneren el modelo productivo español e impulsen un crecimiento inclusivo y sostenible. En España la innovación supone el 1,2% del Producto Interior Bruto, mientras que la media de la UE es del 2%, creciendo hacia el 3%.
 
Esta colaboración pasa por los fondos europeos de recuperación, de los cuales corresponden a España cerca de 144.000 millones de euros. Para Ana Botín estos fondos han de servir para apoyar la solvencia y viabilidad de las pymes, dando el empujón definitivo para su digitalización, así como para acelerar el cambio y definir la transición hacia una economía verde. “Los bancos hemos tenido un papel importante en esta primera fase de la pandemia para proteger a las empresas”, destacó la presidenta de la entidad, “y ahora lo que necesitamos es reforzar la colaboración público-privada para capitalizar a las empresas que tienen capacidad para invertir, crecer y generar empleo”.
 

Pymes digitales para sobrevivir a la crisis y crecer en el futuro

La crisis provocada por la Covid-19 demuestra que el impulso de la digitalización se ha revelado como un elemento imprescindible para la supervivencia de las pymes y, de hecho, un 60% de ellas ha manifestado su voluntad de digitalizarse. En ese sentido, Banco Santander, uno de los bancos líderes mundiales en el sector de autónomos y pymes, está desarrollando plataformas, servicios y aplicaciones tecnológicas destinadas a estimular su innovación, mejorar su productividad y optimizar sus recursos, a la vez que les permite dotarse de nuevas habilidades. En el caso de España, por ejemplo, la entidad acaba de poner en marcha One Digital, una plataforma integrada en Santander One, un nuevo modelo de banca que la compañía está impulsando para adaptarse mejor a los retos, necesidades y demandas de las empresas.

A través de One Digital, que incluye servicios de terceros, es posible realizar una campaña de publicidad en Facebook en apenas cinco minutos o acceder a subvenciones y ayudas con un click. Pero también a soluciones como Financia&Go, un servicio 100% digital de financiación de facturas emitidas y pendientes de cobro para pymes en España. Con ella Santander facilita de manera flexible y sencilla el acceso a financiación a corto plazo, desde la propia herramienta de gestión de facturas de los clientes, que permite anticipar el importe de factura pendientes de pago y gestionar los plazos para su devolución; o Santander ZOne, una plataforma que ayuda a empresas y comercios a conectar con más de cinco millones de consumidores potenciales. En total, más de 1,4 millones de clientes usan esta herramienta, con la que las empresas pueden enviar ofertas a medida a los clientes de Santander, filtrando por edad, lugar o perfil de gasto, y así impulsar sus ventas en el actual contexto de recuperación de la crisis.
 
Además, la entidad cuenta con otras herramientas pensadas para el sector HORECA como PayGold, un método de pago que permite cobrar a los clientes a través del teléfono, de manera no presencial y sin necesidad de un TPV físico o una página web; o herramientas como Pago Ágil, que permite gestionar el pago a los proveedores de forma fácil y adaptada a cada negocio. Todo ello enfocado a simplificar las gestiones, reducir gastos y aumentar la productividad de los pequeños negocios.
 
En este contexto, a nivel global, Banco Santander ha iniciado una estrategia de transformación que contempla la creación de PagoNxt, un servicio que integra sus negocios de pagos más disruptivos, que va a permitir a las empresas que operan internacionalmente acceder a servicios que antes solo eran accesibles para grandes compañías, y ofrecer productos y servicios digitales para particulares.

La educación: otro pilar de la innovación

Además de la inversión en innovación, esta depende también de los programas formativos y de la educación, que es fundamental para que los empresarios y trabajadores puedan tener las habilidades necesarias para adaptarse a los rápidos cambios que estamos experimentando. De ahí que Banco Santander también se haya volcado en la puesta en marcha de medidas de apoyo a la educación, especialmente a la educación superior, que también se ha visto afectada por las circunstancias derivadas de la pandemia. La entidad está apoyando a las universidades en su transformación digital, con especial atención en este último año azotado por la pandemia para dotarles de nuevos medios y facilitar iniciativas y programas académicos complementarios que ayuden a los jóvenes a mejorar sus competencias digitales y otras aptitudes necesarias para su futuro inmediato.

Banco Santander ha destinado dos millones de euros a reducir la brecha digital de los universitarios, facilitando ordenadores portátiles, conexiones a Internet y webcams a más de 15 000 estudiantes en situación vulnerable para ayudarles a continuar sus estudios durante la crisis de la COVID-19. Una cantidad que se encuentra dentro de los 30 millones de euros que la entidad ha movilizado de su mecenazgo en educación para hacer frente a los problemas generados por la pandemia. Entre los programas de becas que desarrolla a través de Santander Universidades, muchos de ellos están centrados en mejorar las competencias digitales y transversales de los jóvenes e incrementar su empleabilidad, además de fomentar la internacionalización, el emprendimiento, el aprendizaje de idiomas o las capacidades directivas. Programas que pueden encontrarse en www.becas-santander.com