La fecundación 'in vitro' en cifras: ¿cuánto cuesta y cuál es su porcentaje de éxito?

En los últimos años, las personas que han recurrido a técnicas de reproducción asistida en el mundo han aumentado, siendo España un país muy activo en demanda de estos métodos. Analizamos la fecundación 'in vitro' en cifras

GStock

El 25 de julio de 1978, nació Louise Brown, la primera bebé probeta. Desde entonces, según los datos recogidos por el Comité Internacional para la Monitorización de Técnicas Reproductivas Avanzadas (ICMA RT), que fueron presentados en 2018 en el congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), en Barcelona, han sido más de 8 millones de bebés en el mundo los que han nacido con la ayuda de técnicas de reproducción asistida.

El mismo estudio que reveló esta cifra y que fue elaborado con los datos recogidos de los registros regionales entre 1991 y 2014, también dio a conocer que España se encuentra a la cabeza Europea en materia de reproducción asistida: en 2015 se registraron 119.875 ciclos de tratamiento, cifra récord que superó los 110.723 ciclos de Rusia, los 96,512 de Alemania o los 93.918 registrados en Francia. El estudio tuvo en cuenta los nacimientos a través de las diferentes técnicas de reproducción asistida, tanto fecundación in vitro tradicional como por donación de óvulos o inyección intracitoplasmática (ICSI).

La fecundación in vitro es una de las técnicas de reproducción asistida más conocidas y utilizadas, vamos a aclarar algunas dudas respecto a ella.

¿Qué es la fecundación in vitro?

Todos hemos oído hablar de la fecundación in vitro, pero lo cierto es que aún genera algunas dudas y confusiones con otras técnicas de reproducción asistida. “Se trata de un tratamiento de reproducción asistida que consiste en la unión del óvulo con un espermatozoide en el laboratorio (de ahí que se llame “in vitro”), con el objetivo de obtener embriones viables para ser transferidos al útero de la paciente y lograr en última instancia un embarazo a término. Previamente a este procedimiento se estimulan los ovarios de la paciente, siempre de manera controlada, para obtener óvulos maduros que se inseminarán posteriormente en el laboratorio. Allí se cultivan durante unos días, eligiendo uno de esos embriones y vitrificando los restantes para su uso futuro, si procede”, explica el Dr. José Serna, director de la Clínica de de Reproducción Asistida y Fertilidad IVI Zaragoza.

A veces no resulta sencillo saber qué diferencia unas técnicas de reproducción asistida de otras. De hecho, la fecundación in vitro es confundida en muchas ocasiones con la inseminación artificial, cuando son muy diferentes: “Son dos tratamientos totalmente distintos. La Inseminación Artificial (IA) es el tratamiento de menor complejidad y por lo tanto de menor potencia, ya que consiste sencillamente en la introducción en el útero de la paciente espermatozoides preparados en el laboratorio. La FIV implica un proceso más complejo de estimulación, extracción de óvulos, fecundación de los mismos en el laboratorio y transferencia al útero materno” aclara Serna.

Como decíamos antes, la fecundación in vitro es una de las técnicas de reproducción asistida más populares, ya que es recomendable ante un gran número de casos o situaciones: “Puede recurrir a un tratamiento de FIV cualquier mujer o pareja que desee tener un bebé y no haya podido lograrlo por métodos naturales ni mediante procesos más sencillos como una IA. En concreto, está indicado para: mujeres después de varias inseminaciones artificiales sin éxito, mujeres que padezcan endometriosis avanzada con una probable afección en las trompas y en la calidad ovocitaria, también para mujeres de edad avanzada cuyos óvulos sean de baja calidad, pacientes con alguna lesión en las trompas o que carecen de ellas, mujeres con hidrosálpinx o en aquellos casos de parejas en las que es necesario hacer un estudio genético preimplantacional o en las que el hombre presente mala calidad espermática” especifica el Dr Serna.

¿Cuánto cuesta de media una fecundación 'in vitro'?

GStock

Teniendo en cuenta los datos que analizábamos al principio y observando la tendencia claramente creciente de la demanda de técnicas de reproducción asistida, otra cuestión que se nos plantea es cuánto cuesta un tratamiento de fecundación in vitro: “Cada caso es único y lo tratamos de manera personalizada, pero podríamos decir que el precio de la FIV, al margen de las pruebas que exija cada paciente, si procede, estaría en torno a 5.000 euros” asegura Serna.

¿Cuál es el porcentaje o tasas de éxito de este tratamiento?

En IVI, actualmente, la tasa de embarazo en el primer intento de FIV se encuentra en el 71% y al tercer intento supera ya el 95%. 

¿Han aumentado las fecundaciones in vitro en los últimos años? ¿En qué porcentaje?

En las clínicas que IVI tiene repartidas por la geografía española, los tratamientos de FIV han aumentado un 10% en los últimos 5 años, y un 60% en la última década. El pasado año 2018, IVI realizó más de 15.000 FIV en sus clínicas españolas, suponiendo este tratamiento un 46% del total de tratamientos realizados.

Continúa leyendo