CEOs ante el Coronavirus / PAU RICÓS, director general de UCB Iberia

“La industria farmacéutica vive en un escenario muy distinto al de antes de la crisis”

Pau Ricós, director general de UCB Iberia, nos habla de cómo cambiará el sector farmacéutico como consecuencia de la crisis del coronavirus. Los procesos de trabajo, las alianzas y los métodos de investigación ya han cambiado.

Pau Ricós
Pau Ricós / UCB

Vivir la la primera gran pandemia del siglo XXI al frente de un laboratorio farmacéutico, a nivel empresarial, debe ser lo más parecido que a estar en el ojo del huracán. Pau Ricós, director general del laboratorio UCB en España y Portugal, nos habla telemáticamente de cómo han vivido en la empresa la crisis del coronavirus, que parece que cambiará el sector para siempre. 

La multinacional especializada en neurología y inmunología ha tenido que cambiar de la noche a la mañana su forma de trabajar. Cierto, ser parte de una empresa mundial tiene aspectos positivos, como saber de primera mano qué está pasando en otros países. Pero eso no parece suficiente ventaja a la hora de pasar, de la noche a la mañana, a que el 100% de tu equipo esté teletrabajando y no hacer un  ajuste de plantilla. 

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo?

Se trata de una situación compleja, sin precedentes y con un impacto tremendo en la vida de todos nosotros por el dolor y el sufrimiento que está provocando en tantas y tantas familias. Es por ello que estamos viviéndolo desde la perspectiva de cómo poder ayudar tanto a nuestros empleados y sus familiares, así como a los profesionales sanitarios y pacientes para poder mitigar las consecuencias de esta crisis.

¿Le ha sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia?

En mi opinión estamos ante una situación nueva para todos, de un gran impacto a todos los niveles, especialmente en lo emocional y con un altísimo grado de incertidumbre.  

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en su empresa?

La última semana de febrero empezamos a monitorizar la situación a raíz de la información que nos iba llegando de China y, más en concreto, de nuestros compañeros en Italia con quien hemos permanecido en contacto permanente. A partir del 10 de marzo, comunicamos a todos los empleados de la compañía en España y Portugal que pasábamos a teletrabajar al 100%.  

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían/ o estáis llevando a cabo?  

En UCB, hemos optado por no hacer ningún tipo de medida de ajuste de plantilla (ERE o ERTE). Nuestra prioridad es proteger en todo lo posible a nuestros empleados y orientarles/ayudarles hacia la colaboración con los distintos agentes sanitarios y pacientes. Con ese propósito en mente, hemos trazado nuestra hoja de ruta durante esta crisis. La primero que hicimos fue diseñar un plan para adaptar toda la actividad diaria a un sistema de teletrabajo al 100%. En concreto en las Unidades de Negocio hemos preparado un plan digital de formación basado 3 áreas críticas: ciencia, formación operacional, acelerando la transformación digital, y, por último, un plan de soporte para todos los empleados con el fin de ayudarles a adaptarse a esta situación y a la gestión desde el punto de vista emocional. 

Asimismo, siendo conscientes de las dificultades existentes en esta situación para conciliar la vida personal con el teletrabajo hemos optado por dar total flexibilidad a todos los empleados en la organización de las teleconferencias para adaptarlas a las circunstancias personales de cada uno. 

¿Cómo se toma una decisión así? ¿En qué se piensa cuando se valora tomar una medida que va a afectar terceras personas?

Antes de tomar una decisión, lo que hicimos fue valorar la situación desde diversas vertientes y perspectivas para establecer nuestras prioridades que se han centralizado en tres: 

  1. Proteger y cuidar a nuestros empleados y familiares tanto desde el punto de vista de seguridad como facilitando su adaptación a esta situación promoviendo un modelo de teletrabajo flexible a las circunstancias personales de cada uno, escuchando sus puntos de vista y atendiendo sus necesidades. 
  2. Analizar las acciones posibles que podíamos hacer como compañía para contribuir a la sociedad para mitigar los efectos de esta pandemia, así como ayudar -en todo lo posible- a los profesionales sanitarios que están realizando una extraordinaria labor. 
  3. Extremar la organización de nuestra cadena de distribución para que no hubiese una disrupción en el abastecimiento de nuestros fármacos en esta compleja situación. Y colaborar con las instituciones sanitarias para evitar el desplazamiento de los pacientes a los centros hospitalarios a buscar sus medicamentos reduciendo así su exposición a posibles contagios por coronavirus.  

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación?

El primer cambio que acometimos fue el diseño y la planificación de un programa digital que nos permitiera desarrollar toda la actividad diaria en un sistema de teletrabajo al 100%, de este modo, en las distintas Unidades de Negocio hemos desarrollado un plan digital de formación para nuestros colaboradores basado en 3 pilares: 

  • Formación científica en Neurología e Inmunología, las áreas terapéuticas en las que desarrollamos nuestra actividad profesional, para seguir reforzando y profundizando en el nivel de conocimiento de las mismas por parte de nuestros equipos.    
  • Formación operacional enfocada a acelerar todo el proceso de transformación digital y optimizar las herramientas de teletrabajo.  
  • Desarrollo de un plan de soporte para los empleados con el objetivo de que todos pudieran adaptarse a esta nueva realidad que estamos viviendo -sin dejar a nadie atrás- con diversas sesiones de apoyo psicológico, gestión de tiempo, etcétera). 

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones? 

Mas que aprovechar, desde UCB lo que hemos hecho ha sido apoyar y colaborar con las administraciones para ofrecer una respuesta adecuada ante las instrucciones y recomendaciones que se iban dando desde el Ministerio de Sanidad, de forma que pudiésemos garantizar el suministro de nuestros medicamentos declarados por la Dirección de Cartera Básica como esenciales durante esta crisis del coronavirus. En ese mismo contexto, hemos colaborado para evitar el desplazamiento de los pacientes a los centros hospitalarios a por su medicación reduciendo así su exposición a posibles contagios, entre otras medidas.

"Hemos colaborado para evitar el desplazamiento de los pacientes a los centros hospitalarios a por su medicación reduciendo así su exposición a posibles contagios"

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad?

La crisis sanitaria desatada por el coronavirus ha propiciado que la industria farmacéutica nos hayamos tenido que adaptar, de manera vertiginosa, a un nuevo escenario muy distinto al que dejamos antes de la crisis. Esta nueva situación internacional ya ha comenzado a cambiar los procesos de trabajo de las compañías farmacéuticas, las futuras alianzas y colaboraciones entre industria y administración, así como los modelos de investigación a nivel global. 

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

Estamos en la fase de análisis y evaluación de los potenciales escenarios que nos vamos a encontrar para diseñar un plan acorde a cada uno de ellos. 

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020? 

Esta crisis nos ha traído numerosos aprendizajes personales y profesionales. Una de las lecturas positivas que hemos podido sacar es el hecho de haber visto la fuerza inmensa que tiene el principio de solidaridad. Lo hemos podido comprobar a todos los niveles de la sociedad y, de primera mano, dentro de nuestra propia compañía. Se ha visto claramente también que es preciso reforzar al máximo los lazos de cooperación entre países para afrontar con mayores garantías una situación global como la que estamos viviendo actualmente. Y en el plano sanitario, hemos aprendido cuán importante es reforzar nuestro sistema sanitario para estar preparado ante cualquier pandemia, dotándolo de la inversión suficiente, adecuada y sostenida en el tiempo.

Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo