La prevención de riesgos laborales y la seguridad: una máxima de Clece

Charlas de sensibilización, formación continuada y reuniones previas al arranque del servicio son algunas de las medidas que se adoptan dentro de la compañía.

De enero a julio de 2021, tal y como informa Newtral, se produjeron en España 317.258 accidentes laborales, frente a los 263.434 que tuvieron lugar en el mismo periodo del año anterior. De estos accidentes, un total de 334 trabajadores fallecieron en el primer semestre. Es por ello que cabe preguntarse: ¿qué pueden hacer las empresas para proteger la integridad de sus trabajadores y reducir el número de accidentes laborales?

Clece, empresa multilocal del Grupo ACS que presta servicios, muchos de ellos, esenciales como la atención sociosanitaria, residencial y limpieza hospitalaria, lo tiene bastante claro.

No basta únicamente con cumplir lo que exige la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y los distintos reglamentos (algo ineludible para todas las compañías) sino que se debe fomentar una cultura de prevención de riesgos laborales que se integre como un valor más en todas y cada una de las actividades, decisiones, órdenes e instrucciones que se adoptan en la empresa.

Responsabilidad corporativa

“La Prevención de Riesgos Laborales está por encima de los resultados. Una de las prioridades de la compañía es la vida, la integridad física y la salud de los trabajadores. Es un derecho que tienen los trabajadores y como tal a nosotros nos genera un deber de protección, inherente a la cultura de la compañía, en todos los ámbitos en los que operamos”, asegura Juan Carlos Llanes, director de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) en Clece.

Certificación ISO 45001

La certificación ISO 45001 tiene como objetivo ayudar a las compañías a proporcionar un entorno seguro para los empleados y las personas que interactúan de manera directa o indirecta dentro de la empresa.

Mediante la implantación del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, se identifican, evalúan, reducen, controlan y eliminan los posibles riesgos laborales desde su origen, previendo y previniendo con ello los daños y el deterioro de la salud, además de buscar un progreso continuo en la gestión y en el desempeño de la Seguridad y Salud en el Trabajo, mejorando las condiciones de este, reduciendo la siniestralidad e incrementando el grado de satisfacción laboral de todo su personal. 

“Nos certificamos en ISO en el año 2020 y lo que hemos hecho en 2021 es reforzar la integración en seguridad y salud en todos los escalafones de la compañía”, explica Juan Carlos Llanes.

Formación específica y continuada

Otro de los puntos fuertes de la política de prevención y seguridad de Clece es la formación continua, especialmente en los trabajos que presentan un riesgo de mayor relevancia. Así, además de la formación inicial obligatoria a los trabajadores sobre los riesgos en su puesto de trabajo, ofrecen cursos específicos de trabajos en altura, espacios confinados, o plataformas elevadoras, entre muchos otros.

“Desde el comité de dirección de la compañía hemos dado formación de lo que son las funciones y responsabilidades de la cadena de mando así como los objetivos de prevención de la compañía”, asegura Llanes, añadiendo además que también hacen un esfuerzo importante en formar en aquellos servicios donde los riesgos están más acusados. “Hacemos evaluaciones específicas y, en función del resultado de las mismas y del estudio de la siniestralidad, ofrecemos formaciones en distintos riesgos como pueden ser los ergonómicos”, matiza el director de PRL.

Clece.
Clece.

Reuniones previas al servicio

Como novedad, Clece lleva a cabo reuniones de arranque previas a un servicio, especialmente cuando abren un nuevo centro de trabajo. “Hacemos reuniones en los distintos departamentos de la empresa para que el día que los trabajadores comienzan con nosotros tengan cubiertas todas las obligaciones en materia de prevención”, explica el director de PRL.

Gracias a estas reuniones, se aseguran que tanto a los trabajadores como a los clientes les llegue la implicación de la compañía en materia de seguridad y salud.

Los trabajadores, garantes de su seguridad

Aunque pueda parecer obvio, los trabajadores también tienen una serie de obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales. Tanto en la eliminación de peligros como en la reducción de los riesgos.

Es por esta razón que Clece apuesta por incluir al trabajador en su política de prevención, pues es imprescindible que sepa identificar riesgos inminentes para su salud y la de sus compañeros. Así, los empleados deben alertar a sus superiores sobre la existencia de algún riesgo, para poder establecer medidas preventivas o incluso paralizar el trabajo hasta que se corrija una hipotética situación de peligro.

“Intentamos llegar a los trabajadores con nuestras charlas de concienciación para que sean los garantes de su propia seguridad. El objetivo es fomentar una cultura de prevención de equipo, que sea el equipo el que se involucre en la prevención de riesgos laborales del propio trabajador y de sus compañeros”, argumenta Llanes.

Y es que, gracias a estas medidas que gradualmente han ido incorporando dentro de las políticas de prevención de la compañía, se han convertido en todo un ejemplo de integración y protección. “Establecemos una serie de metas a toda la línea de mando de la compañía, desde la alta dirección hasta nuestros encargados, para que hagan una determinada cantidad de inspecciones en sus centros”, añade Juan Carlos Llanes, quien hace hincapié en lo importante que es para Clece proteger la seguridad de cada uno de los empleados.

Comisiones de prevención y charlas de sensibilización

Pero esas no son las únicas medidas, ya que Clece también ha creado comisiones donde se tratan exclusivamente temas de prevención y analizan los incidentes más significativos que hayan podido tener.

Asimismo, los jefes de servicio, que son los que están día a día con los trabajadores, deben dar charlas de sensibilización a los trabajadores. “Es importante para que los empleados estén bien informados sobre la prevención que hay que adoptar al prestar los servicios”, relata Juan Carlos Llanes.

Trabajadores más satisfechos

Todo ello, asegura Llanes, contribuye a que los trabajadores sientan una mayor satisfacción de pertenecer a la compañía. “Cuando hacemos el arranque del servicio, los trabajadores comprueban que para la compañía su seguridad y salud es el activo más importante, ya que previamente al inicio de los servicios, confirmamos que se han cumplido todas las obligaciones en prevención de riesgos laborales”, concluye.

Continúa leyendo