CEOs ante el Coronavirus / Adriana Toro, directora de Expansión de Telalavo

“La situación actual hace que todos entendamos ciertas decisiones empresariales”

Adriana Toro, directora de expansión de la ‘start up’ Telelavo, nos cuenta como, pese a ser considerado un servicio esencial, la crisis del coronavirus también ha golpeado con fuerza al sector de las lavanderías.

Adriana Toro
Adrian Toro / TELELAVO

Uno de los pocos sectores que no se vio totalmente sometido al parón económico decretado por el Gobierno de España para luchar contra el avance de la pandemia de coronavirus fue el de las lavanderías. Se consideraba un servicio esencial, sobre todo para ayudar a la limpieza e higiene de los centros hospitaliarios. Pero ni está excepcionalidad ha salvado al sector de importantes pérdidas, como nos cuenta telemáticamente Adriana Toro, directora de Expansión de la ‘start up’ de lavanderías Telelavo. 

Pese a que el cierre de sus principales clientes, el sector de la hostelería y restauración, Toro destaca la solidaridad general y la comprensión de la mayoría ante unas circunstancias excepcionales y dramáticas. También como muchos empresarios, a nivel de negocio prefiere mirar a las oportunidades que pueden surgir cuando se supere la crisis sanitaria a quedarse lamentándose por las pérdidas económicas. 

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo?

Principalmente nos está afectando la dimensión humana de esta crisis sanitaria, la pérdida de vidas es siempre una tragedia y más en un contexto de incertidumbre social y económica sin precedentes, en la que todos estamos aprendiendo según avanzamos.  A nivel empresarial, lógicamente, estamos atravesando momentos complicados, pero también estamos abriendo nuevos nichos de mercado en los que la higiene y desinfección textil han adquirido una dimensión mayor de la que tenían antes.

Telelavo es una cadena de lavanderías artesanales y los talleres han podido permanecer abiertos ya que prestamos, precisamente, un servicio de higiene de primera necesidad: lavamos y desinfectamos el textil de particulares y de empresas.  Entre nuestros servicios se incluye uno para empresas que utilizan textil como restaurantes, hoteles, clínicas, uniformes, etc. Este producto es el que más se ha visto afectado por la crisis del COVID 19, pero nosotros hemos cubierto este espacio productivo con una iniciativa solidaria que consiste en lavar y desinfectar de forma gratuita los uniformes de colectivos que siguen trabajando para la sociedad. Hemos ofrecido este servicio a muchas personas que van desde policías hasta personal de supermercado, como también barrenderos, Guardia Civil y conductores de autobús y Metro. También estamos participando activamente con varias asociaciones de voluntarios que están confeccionando mascarillas y realizamos el primer lavado para su uso posterior. Hasta ahora llevamos más de 2.500 uniformes y 3.000 mascarillas lavadas y desinfectadas.  

¿Le ha sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia?

Vivimos en un mundo globalizado, con interdependencias entre todos los actores de la sociedad y de la economía, así que la paralización por la pandemia tiene consecuencias que todavía no podemos dimensionar en valor o tiempo. Lo que sí sabemos es que tendremos que realizar cambios, nuevas maneras de enfocar el consumo, nuestras tareas diarias, nuevas exigencias de higiene. Y ahí Telelavo es esencial, nosotros ofrecemos todo lo que el mercado demanda: servicios a domicilio, higiene y desinfección de la ropa  y textil de uso cotidiano, todo más eficiente y económico que hacerlo en casa.  

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en su empresa?

Principalmente por la composición de nuestra oferta, en el momento en el que se declaró el Estado de Alarma y se cerró el sector del ocio, restaurantes, hoteles. En este momento, es cuando vimos la caída principal de ventas, son clientes que podremos recuperar cuando se vaya retomando la actividad.  
Los clientes particulares de Telelavo, a los que les hacemos la colada a través de nuestra suscripción mensual, han mantenido sus servicios activos ya que, aunque en confinamiento, la ropa y el textil del hogar sigue en uso y su limpieza y desinfección es de extrema necesidad e importancia.  Nosotros hemos puesto en marcha protocolos de seguridad tanto para empleados como clientes muy estrictos y claros lo que nos permite prestar el servicio con cierta normalidad y eficacia.  

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían/ o estáis llevando a cabo?

Tenemos talleres en los que el peso de la oferta a empresas es mayor que en otros y por lo tanto las necesidades productivas se han visto reducidas por lo que en algunos casos, nuestros franquiciados, se han visto obligados a tomar medidas laborales. No obstante, la necesidad de garantizar la higiene ha hecho que, la venta de los servicios a particulares aumente de forma notoria y esto nos ha permito mantener a prácticamente toda la plantilla. Además de la iniciativa solidaria de lavado de uniformes y mascarillas de primer uso, que ocupa una parte importante de nuestro día a día.  

¿Cómo se toma una decisión así? ¿En qué se piensa cuando se valora tomar una medida que va a afectar terceras personas? 

Son decisiones difíciles por la relación tan estrecha que tenemos con los empleados. Somos talleres de barrio, con dos a cuatro empleados; nos conocemos bien, conocemos sus situaciones familiares, en muchos casos a sus propios familiares. La importancia del factor humano, el sello distintivo de Telelavo, haría imposible tomar la decisión sobre quién sí y quién no, y es por ello que nos basamos en parámetros objetivos para tomar este tipo de decisiones.  

Por otro lado, la situación actual hace que todos entendamos ciertas decisiones empresariales, aunque vayan en nuestro propio detrimento. Esta crisis ha destapado mucha solidaridad entre todos, con independencia del papel y las responsabilidades de cada uno de nosotros.    

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación?

A nivel operativo, por supuesto, se han adoptado medidas de seguridad adicionales en los talleres, como entregas sin contacto, mascarillas, desinfección permanente de material, etcétera. Pero en general, los protocolos de higiene textil se han mantenido prácticamente igual que antes del COVID 19. Nosotros siempre tratamos las prendas con guantes, lavamos con productos desinfectantes, limpiamos con cada prenda la mesa de trabajo, secamos completamente la ropa. Básicamente, Telelavo ya trabajaba con los procesos de lavados que Ministerio de Sanidad ha recomendado para esta crisis.  

Hemos organizado más turnos con menos empleados con el fin de garantizar las distancias de seguridad y sin contacto en los cambios de turno de manera que los empleados estuvieran prácticamente aislados los unos de los otros. En este punto, queremos agradecer especialmente a todos los trabajadores de los talleres Telelavo que se han mantenido al pie del cañón, trabajando intensamente para colaborar en esta crisis.  

A nivel comercial, principalmente hemos vivido un vuelco a la oferta particular, por la demanda que hemos recibido de nuestro servicio de colada de tarifa plana, de lavado de ropa del hogar. Ahora estamos colaborando con empresas de textil, de moda y uniformes, para preparar la reapertura progresiva de las tiendas lavando sus prendas para garantizar su limpieza y desinfección para los nuevos clientes. 

“Telelavo ya trabajaba con los procesos de lavados que Ministerio de Sanidad ha recomendado para esta crisis”

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones?

No, nosotros al mantenernos abiertos y ofrecer un servicio tan esencial y demandado, aunque hemos visto las ventas reducirse, no cumplimos los cupos necesarios para la mayoría de medidas de ayuda.   Es sin duda una buena noticia, ya que otras Pymes más perjudicadas podrán beneficiarse. Nos gustaría eso sí, y ya estamos trabajando para solicitarlo, un cambio estructural frente al IVA, ya que ofrecemos un servicio de primera necesidad. 

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad?

La concienciación de la higiene textil era cada vez mayor y actualmente ha tomado una dimensión de extrema importancia. Las nuevas formas de consumo harán que el funcionamiento del sector de la lavandería sea diferente, y hemos demostrado que Telelavo lleva la iniciativa, innovando y readaptando la oferta. En este contexto socio- económico y tecnológico en constante evolución y crítico, las lavanderías se presentan como un servicio de primera necesidad y por lo tanto un modelo de negocio estable hasta en época de crisis. A pesar de ello, el posicionamiento, ejecución y diferenciación de sus servicios serán la clave para permanecer en el mercado ofreciendo un valor añadido para la sociedad en general. Telelavo nace para ofrecer ese valor añadido, con eficiencia de recursos, cuidado al medio ambiente, servicios a domicilio y completamente personalizado, nuevas tecnologías, tarifas planas más económicas que el gasto particular y por supuesto higiene y desinfección tanto a particulares como a empresas. 

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

Nos planteamos seguir trabajando para dar a conocer nuestros servicios tan esenciales e importantes. Hay que trabajar mucho y en equipo, favoreciendo la actividad entre Pymes, que somos las más afectadas en su globalidad, desde los empleados, las ventas, los propietarios y, sobre todo, ofreciendo un valor añadido a la sociedad.  

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020? 

Desde luego, hemos aprendido muchas cosas; para empezar, se ha materializado de forma visible y contundente que la salud es indispensable y que los niños son el mejor futuro: son resilientes, adaptables, flexibles, comprensivos y solidarios. Hemos tomado conciencia del descanso que le hemos dado al planeta y al uso de sus recursos naturales lo vemos en las noticias, aparecen más animales en las costas, incluso se vuelven a ver especies en extinción, menos emisiones de CO2, etcétera.  

Hemos aprendido que la higiene es una norma básica de cuidado de la salud. Nos hemos dados cuenta de que nuestros patrones de comportamiento van a cambiar, y que las nuevas tecnologías serán canalizadoras. Telelavo en este sentido es la respuesta a muchas necesidades: eficiencia de recursos, productos ecológicos, ahorro, tecnología avanzada, maquinaria profesional, tratamiento amable y cercano, y por supuesto higiene y desinfección.  Somos la primera empresa de un nuevo sector, la lavandería de la nueva generación: la primera lavandería artesanal del mundo. 

Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo