La cancelación del Mobile World Congress de Barcelona ¿seguridad o interés?

Algunos expertos creen que la espantada y cancelación del MWC 2020 de Barcelona responde a motivos más prosaicos que la seguridad de los empleados de las grandes empresas tecnológicas y la salud de los asistentes

MWC 2019 / Getty

Al final se cumplieron los peores augurios. El Mobile World Congress 2020 de Barcelona se ha cancelado por el miedo al cornonavirus de Wuhan. Por lo menos eso es lo que han aducido las grandes empresas que fueron anunciando que no irían y que han llevado a la organización a renunciar al evento.

Empresas como LG, Ericsson, Amazon, Facebook, Orange y Deuch Telecom anunciaron que no irían a la feria de móviles más importante del mundo. Las multinacionales aseguraron que temían que sus empleados y los más de 100 000 visitantes pudieran contraer una enfermedad para la que las autoridades sanitarias españolas no veían peligro. 

"Pese a la seguridad y ecosistema saludable de Barcelona y el país anfitrión, GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 porque la preocupación global debido al brote de coronavirus, las preocupaciones a la hora de viajar y otras circunstacias hacen imposible que GSMA pueda organizar el evento", explicaba la empresa organizadora tras casi una semana de presiones por las principales multinacionales tecnológicas.

Saludo o hipocresía

“Me voy a ganar muchos enemigos pero me parece que hay mucha hipocresía entre ciertas empresas a la hora de anunciar las cancelaciones al Mobile World Congress”, aseguraba sin tapujos Juan Carlos Galindo, Periodista y experto en Comunicación de Innovación y Tecnología, antes de conocerse la cancelación. “Si te pones a analizar los motivos que han dado las empresas que han dicho que no van a ir, científicamente no se sustentan. Pero, si buscas otro tipo de razones, puedes encontrar motivaciones de negocio, presión comercial, presión política. Las empresas chinas se están comiendo el mercado”. 

La primeras en bajarse del carro fueron grandes empresas teconológicas como LG (Corea del Sur), Ericsson (Suecia), Sony (Japón) y Amazon (Estados Unidos). El MWC aporta cada año cerca de 500 millones de euros a la economía barcelonesa y genera por si solo 14.000 puestos de trabajo, que se esfumarán de la noche a la mañana.

Este año, la feria iba a tratar sobre todo temas de conectividad y la tecnología 5G, en la que empresas chinas como Huawei tienen bastante ventaja con respecto a otros competidores. “La conectividad es la esencia de la nueva revolución industrial”, rezaba uno de los cinco comunicados emitidos en una semana por GSMA, la empresa organizadora del congreso.

La cita tecnológica se centra sobre todo en la industria de los smartphones y las tecnología de redes, campos en los que según Galindo “LG y Ericsson están perdiendo terreno día y Sony y Amazon tienen un presencia testimonial en este segmento del mercado”. Por su parte GSMA “lamentó”, la baja de la marca sueca pero se mostró confiada en que volverán en 2021.

Las empresas no ganan nada no yendo a Barcelona. Puede ser que crean que en términos de imagen saquen algún beneficio por salir diciendo que defienden la seguridad de sus empleados. ¿Acaso Amazon no sigue comprando productos en China y distribuyéndolos por todo el mundo? ¿Dónde se fabrican los productos de Sony y Nvidia? Llama la atención que hayan sido LG y Ericsson las que han liderado el lobby contra las empresas chinas como Huawei y su desarrollo en infraestructuras. Lo que pasa es que no tienen nada que perder no estando en Barcelona”, asevera Galindo.

"Un cataclismo"

Lo cierto es que, pese a que en España solo se han dado dos casos de coronavirus y ninguno contraído dentro de las fronteras del país anfitrión, la organización y las autoridades sanitarias pusieron distintas medidas preventivas para tranquilizar a los asistentes. Entre ellas se iba a prohibir el acceso a gente procedente de la región china de Hubei, dónde se originó el brote, y los viajeros tendrán que certificar que no han estado en China en los últimos 14 días antes de acceder al recinto ferial.

“GSMA es consciente de que el coronavirus ha creado una situación excepcional, en particular para los expositores y los visitantes del todo el mundo, incluidos los 5 000 – 6 000 que suelen venir de China”, confirmaba en su enésima nota de prensa la organización. Según datos de la propia organización la exclusión de los asistentes que venían del gigante asiático apenas supondría un 5 o 6% de todos los visitantes.

Pese a estas medidas la presión contra la empresa organizadora siguió creciendo. Cuando algunas de las principales operadoras del mundo de telefonía móvil como Deutsche Telekom(Alemania), Orange (Francia), Vodafone (Reino Unido) y AT&T (EE UU) y fabricantes como Nokia se sumaron a las bajas, GSMA optó por cancelar definitivamente el MWC Barcelona 2020. De la veintena de empresas que dijeron que no irían a la Ciudad Condal, solo dos eran Chinas.

Para Galindo el coronavirus podía reducir el número de visitantes pero no cree que fuera a afectar al desarrollo o al impacto económico del MWC en la ciudad de Barcelona. “Otra cosa es si al final se cancela del todo. Eso sería un cataclismo. Pero por ahora no hay razones objetivas para ello”, aseguraba el experto días antes de que se confirmara la peor noticia. 

Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo