Los clubes deportivos David Lloyd continúan su expansión por España

David Lloyd posee 100 clubes en Reino Unido y 26 a nivel internacional. En España cuenta con cinco y su intención es abrir más.

Con una población que está más concienciada que nunca de la importancia del deporte como hábito de vida saludable y tras la experiencia vivida en la pandemia en que los espacios al aire libre se han revalorizado, los clubes deportivos David Lloyd han encontrado el contexto perfecto para continuar su expansión tanto por España como a nivel internacional.

David Lloyd posee 126 clubes: 100 en Reino Unido y otros 26 a nivel internacional. En España  pasa de tener dos clubes, uno en Aravaca (Madrid) y otro en Turó (Barcelona) a cinco con tres nuevas adquisiciones en Gavà Mar (Barcelona), Málaga y Zaragoza. Nuestro país es, de hecho, un mercado preferente en la política de expansión de la compañía. “Es un mercado que se considera muy maduro, en el que hay muchos operadores low cost y de middle market, pero con mucha necesidad de clubes premium. Ahí es donde nosotros podemos tener una gran implantación. Además, debido a la crisis por la pandemia hay muchas oportunidades, hay clubes que han sufrido mucho económicamente y creemos que puede ser una gran oportunidad para nosotros. Además, hay mucho profesional bien capacitado que permite crecer con cierta facilidad debido a que los recursos humanos están disponibles”, nos cuenta Manel Martínez, director de expansión de David Lloyd.

La compañía, fundada en 1982 por el tenista británico David Lloyd, no tiene un modelo único de expansión. “Analizamos el mercado y todas sus posibilidades, que pueden ser la compra de terrenos, de clubes existentes, concesiones… Cualquier posibilidad cabe en muestro modelo. Lo importante es que estén ubicados en una ciudad o barrio de alto poder adquisitivo y con la suficiente población, que pueda contar este terreno o este edificio con instalaciones indoor con una capacidad de 6000 metros cuadrados y de espacios exteriores para pistas de tenis, pádel, piscina exterior y actividades al aire libre”, explica Martínez.

Le preguntamos al director de expansión acerca de la inversión necesaria para abrir un club de la firma. Nos cuenta que “la inversión fluctúa muchísimo porque pueden ser proyectos que van desde la compra hasta el alquiler, desde la construcción de cero hasta una reforma. Nuestra compañía no se pone un límite en la inversión. Lo que determina la inversión es la rentabilidad que esperamos de cada proyecto. Si el proyecto lo justifica, se puede invertir en una reforma de un club existente dos millones de euros, o comprar un terreno y hacer una construcción de cero, que puede llegar a superar los 15 millones de euros”.

Manel Martínez es de los que creen que la población está cada vez más concienciada de la importancia que tiene el deporte en el mantenimiento de una buena salud. Sin embargo, no piensa que esto se traduzca en que el mundo del fitness sea un negocio rentable, como podría pensarse en un primer momento. Una de las razones, en su opinión, es el tipo de IVA que soportan estas empresas. “En general, la industria del deporte en España, del fitness y de los clubes deportivos da mucha más calidad de servicio del precio que estamos cobrando. Hay que tener en cuenta que nuestra industria tiene un 21 % de IVA, lo que la hace poco competitiva con otras actividades de salud o de ocio. La salud no tiene IVA y la cultura, las peluquerías, los toros, los hoteles, los bares, los restaurantes oscilan entre un 7 % y un 10 % de tipo de IVA, con lo cual el agravio comparativo es tremendo. Esto hace que la rentabilidad baje muchísimo en nuestro negocio”. Y afirma de manera contundente: “No tiene ninguna razón de ser en un sector en el que brindamos salud a la gente, hacemos que la gente esté más sana, por lo tanto que utilice menos los servicios públicos de salud, que significa un ahorro importantísimo para los servicios públicos. Aún así nos mantienen un tipo del 21 % ".

La excelencia, marca de la casa David Lloyd

Manel Martínez lleva a gala el carácter premium de los centros David Lloyd. El precio de una membresía en estos clubes puede oscilar entre los 65€ de la más económica a los 155€ la más cara, todo dependerá de la ubicación del loca y de los servicios contratados. A cambio, los clubes ofrecen excelencia, en los servicios, en las instalaciones y en el personal. “Nuestros clubes se diferencian de cualquier centro más pequeño, de fitness o gimnasio por la gran cantidad de oferta que tenemos tanto de productos como de servicios y la calidad de los mismos. Nosotros apostamos por una amplia variedad de servicios: indoor, outdoor, grupales, individuales… de manera premium, es decir, con la máxima calidad que podemos dar as nuestros socios. Otra cosa que caracteriza a nuestros clubes es el carácter familiar y social. Intentamos que tenga cabida toda la familia en nuestros clubes”, dice Martínez. “Todo el mundo tiene un espacio en nuestros clubes y encuentra su actividad. Puedes realizar una actividad muy intensa o relajarte en el spa. Puedes jugar a tenis o a pádel con tus amigos o disfrutar de una comida con tu familia. Eso es lo que hace que los clubes David Lloyd sean diferentes y tengan ese éxito que tienen”.

¿Y qué se va a encontrar alguien que quiera apuntarse a un centro David Lloyd? Tal y como cuenta Martínez, los servicios de los clubes van desde los típicos de fitness como gimnasio y clases dirigidas de fuerza, spinning, yoga, pilates… hasta actividades acuáticas (todos los centros cuentan con piscina para adultos y niños), pistas de pádel y espacios wellness, spa y solarium pasando por actividades propias como el battle box, una clase de alto impacto en la que pulverizar calorías y toneladas de estrés.

Uno de los puntos fuertes de los centros David Lloyd son sus espacios al aire libre. “Con la pandemia, las actividades outdoor, al aire libre, han tomado mucha mayor importancia, incluso hemos sacado algunas actividades como el spinning al exterior. Esto ha sido una ventaja competitiva para nuestros clubes respecto a aquellos que solo tenían instalaciones indoor y que con la pandemia han sufrido mucho más”, nos cuenta Martínez.

“Los espacios sociales han tenido una gran importancia en este momento en el que no se podía ir a las oficinas y mucha gente ha venido a trabajar a los clubes con un ordenador portátil, con su tablet… Mientras se tomaba un café podía trabajar, podía tener videoconferencias…”, dice Martínez.

Por último, el responsable de expansión nos explica que el socio de David Lloyd es diferente al de un gimnasio tipo. “Nuestro socio busca, además de sentirse mejor, mejorar su salud, etc, hacerlo en un ambiente muy agradable […], con un servicio, un personal y una atención al cliente de máxima calidad. Es un driver muy importante para nosotros y es la calidad del servicio y la calidad de las instalaciones lo que nos hace muy diferentes de otro tipo de clubes o de otro tipo de gimnasios”.

Continúa leyendo