CEOs ante el Coronavirus/ Jesús Alonso, presidente de Ford España

“Los ERTEs protegen la viabilidad de la empresa y por tanto de los empleos en momentos excepcionales”

Jesús Alonso, presidente de Ford España, nos cuenta el cambio radical que ha tenido que hacer la industria del automóvil como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Jesús Alonso
Jesús Alonso / Ford

Vivimos tiempos excepcionales. Jamás en la historia de España se había frenado en seco la economía como en lo ha hecho la crisis sanitaria por coronavirus en los primeros meses de 2020. Muchos hemos podido teletrabajar, pero hay sitios, como las fábricas de coches, que el trabajo tiene que ser presencial sí o sí. Lo sabe bien Jesús Alonso, presidente de Ford España, que nos atiende telemáticamente para hablar de estos extraños meses de pandemia. 

Consciente de que las consecuencias económicas de esta crisis serán difíciles de olvidar, Alonso reconoce que han tenido que hacer ajustes de plantilla más por necesidad que por voluntad. La profundidad del daño causado en una de las industrias más potentes de España va a dejar cicatrices, y puede que efectos irreparables, sino se coordinan acciones singulares. En Ford, ya han puesto en marcha nuevas medidas, como protocolos se seguridad y salud para sus empleados y clientes y nuevos servicios, que se adaptan a las circunstancias que nos han tocado vivir.

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo?

La crisis de la Covid-19 ha parado prácticamente la actividad en España y el sector de automoción ha estado igualmente muy afectado con las fábricas paradas varias semanas. Durante este periodo hemos estado trabajando en los planes para volver a reabrir nuestras fábricas, como hemos podido finalmente hacer este lunes 4 de mayo, y también en la vuelta a la actividad de nuestras concesiones.

¿Le ha sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia?

La pandemia ha tenido unos efectos terribles debido a la gran pérdida de vidas humanas, y las imágenes de los hospitales colapsados de enfermos de Covid-19, no se nos podrán olvidar nunca. Los efectos económicos han sido también muy severos con la demanda de vehículos muy afectada, y tardaremos varios meses en poder recuperarnos de este golpe. 

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en su empresa?

En Ford hemos sido siempre muy cuidadosos con todo lo que tiene que ver con la seguridad e higiene en el trabajo, y rápidamente reaccionamos ofreciendo el teletrabajo a aquellas personas que podían hacerlo por las características de su trabajo para evitar los contactos entre la gente. Hemos tenido algunos compañeros afectados por el Covid-19 pero afortunadamente han sido casos aislados y se han podido recuperar todos ellos. 

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían/ o estáis llevando a cabo? 

Al decretarse el estado de alarma y cerrarse consecuentemente la actividad tanto de la fábrica como de nuestra red de concesionarios, se ha tenido que recurrir a los ERTEs como medida excepcional.

¿Cómo se toma una decisión así? ¿En qué se piensa cuando se valora tomar una medida que va a afectar terceras personas? 

Estas decisiones son excepcionales y no son agradables de tomar, pero son las decisiones adecuadas que tenemos que tomar cuando la situación lo requiere. El cierre de todas las plantas en nuestro país ha sido algo inédito en nuestra historia, y estas medidas se han tomado con carácter temporal para salvaguardar la viabilidad de todos los negocios. 

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación?

El primer cambio que hemos tenido que afrontar ha sido el de tener a parte de nuestros compañeros en ERTE, particularmente los que su trabajo estaba muy relacionado con el proceso de fabricación o con la actividad diaria de los concesionarios. El equipo de gente que ha permanecido trabajando, lo ha estado haciendo desde casa con teletrabajo, que se ha demostrado como una forma muy eficiente y segura de trabajar en un entorno de crisis como la que estamos viviendo.

El teletrabajo se ha demostrado como una forma muy eficiente y segura de trabajar en un entorno de crisis como la que estamos viviendo.

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones?

La principal medida que se ha tomado ha sido los ERTEs para proteger la viabilidad de la empresa y por tanto de los empleos.

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad?

Para facilitar el proceso de compra y de servicio de nuestros clientes en Ford hemos desarrollado el Entorno Seguro Ford, que supone un exhaustivo protocolo de seguridad e higiene que nos va permitir abrir al púbico nuestros concesionarios de una forma segura para nuestros clientes con medidas como la instalación de pantallas protectoras, la toma de temperatura diaria a todos los trabajadores, la disponibilidad de geles hidroalcohólicos por toda la concesión, y la desinfección de la zonas de contacto cada 90 minutos. De esta manera, ofrecemos a los clientes un entorno de seguridad y tranquilidad que les facilite realizar su proceso de compra o servicio en unas óptimas condiciones. 

Para aquellos clientes que no quieran desplazarse a su concesionario de referencia para comprar un nuevo vehículo o incluso para realizar un trabajo de taller, hemos lanzado el Concesionario Virtual que permite comprarse un coche desde casa, haciendo todos los trámites de forma online sin necesidad de ningún desplazamiento. 

Los clientes de taller disponen de nuevo programa Pick Up & Clean por el que les recogemos el vehículo en su casa, le hacemos el mantenimiento o la reparación pertinente, y se lo devolvemos en su casa en perfectas condiciones de uso, tras un proceso de limpieza y desinfección previo a la entrega. 

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

El sector de la automoción es un pilar fundamental en el PIB de nuestro país, y los efectos de la crisis sanitaria van a ser duraderos en la demanda de vehículos. Es por eso, que desde la asociación de fabricantes ANFAC, estamos reclamando al gobierno planes específicos de estímulo de la demanda que permitan superar esta grave crisis que tenemos por delante.  

Los fabricantes pedimos al gobierno planes específicos de estímulo de la demanda que permitan superar esta grave crisis que tenemos por delante.

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020?

De las crisis siempre tenemos que tratar de sacar lecciones, y para mí la lección de solidaridad y responsabilidad que han dado nuestros sanitarios es digno de halago. Pero también las diferentes muestras de solidaridad y voluntariado social que han realizado multitud de personas anónimas. Desde Ford, hemos querido apoyarles aportando un granito de arena con diversas acciones dentro de nuestro programa de RSC como ha sido la cesión de nuestra flota de vehículos a Cruz Roja Española para el traslado de sanitarios y reparto de comidas a personas necesitadas, o la fabricación de máscaras faciales en nuestra fábrica de Almussafes (Valencia). 

Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo