Por qué OnlyFans ha dudado en si debería censurar contenido explícito

Es la plataforma de contenido erótico más popular del mundo.

onlyfans
iStock

Durante varios días, una de las startups tecnológicas más exitosas del mundo debatió sobre la toma de una decisión crucial que a punto estuvo de cambiar por completo el rumbo de la compañía y destruir un negocio cuyo valor de mercado supera los 1.000 millones de euros.

OnlyFans, la red de contenido erótico mediante suscripción más popular del planeta, anunció hace tan solo unos días que prohibiría el contenido sexualmente explícito a partir del mes de octubre. El anuncio de prohibición supuso todo un shock porque, detrás de la marca genérica, ese contenido es el mayor atractivo del modelo de negocio de OnlyFans.

Seguirá el contenido explícito

El nombre del sitio se ha convertido en una referencia directa al mundo de la pornografía, y la web ya es una de las más visitadas gracias a su interfaz elegante, su experiencia de usuario sencilla y, lo que es más importante, su política de contenido flexible. Cualquiera puede publicar fotos o videos, cobrar por las vistas y, si logra fans, ganarse la vida con ello.

Después de que se anunciase la noticia de la inminente prohibición, las trabajadoras sexuales de la plataforma comenzaron a difundir anuncios sobre otras webs como alternativa a la censura de OnlyFans. También expresaron sus temores de que la decisión pueda contribuir a que el negocio vuelva a la clandestinidad, o vuelva a la calle, después de perder uno de los pocos sitios que permite a las personas ganar dinero real con contenido para adultos. Les preocupaba que la empresa buscara hacer lo que muchos otros habían hecho: construir un negocio sobre la base del contenido para adultos y luego abandonarlo cuando el éxito les hubiera llenado de dinero los bolsillos.

Después, tan repentinamente como había comenzado, la idea de prohibir el contenido sexual explícito desapareció. Un día después del anuncio que ocasionó tanto revuelo, el cofundador de la compañía, Tim Stokely, concedió una entrevista en la que culpaba de la decisión a los bancos que se negaban a colaborar con la plataforma. La empresa anunció entonces que había llegado a un acuerdo que permitiría reanudar el servicio normal, con el contenido explícito sin censurar.

Futuro incierto

El portal ha experimentado una rápida transformación desde que se fundó en 2016 como el último proyecto de Stokely, miembro de una acaudalada familia de Essex, en el Reino Unido. OnlyFans era originalmente una empresa familiar, respaldada financieramente por un préstamo del padre Stokely, que es banquero y todavía hoy continúa formando parte de la junta directiva de la compañía.

OnlyFans, que todavía tiene su sede en el Reino Unido, se encuentra en una situación financiera un tanto incómoda. En un momento en que la industria estima que la audiencia de la pornografía online en Europa es de hasta 105 millones de personas, rara vez OnlyFans aparece en eventos publicitarios públicos, ya que el sitio web resulta tóxico para muchas instituciones financieras, que no quieren que se las relacione con él. En cualquier caso, de momento OnlyFans continuará ofreciendo sin censura su contenido para adultos en Internet.

Continúa leyendo