¿Qué comunidad autónoma produce más vino en España?

España es el tercer productor mundial de vino y representa el 13 % de los viñedos de todo el mundo. Las 17 comunidades autónomas lo cosechan, pero hay una que destaca especialmente sobre las demás.

Viñedo
iStock

El sector vitivinícola está ligado a la tradición española desde hace miles de años, con una gran costumbre en el consumo y en la producción, vertebrando la economía local de muchas pequeñas localidades que están repartidas por las 17 comunidades autónomas.

Producción de vino
Statista

España es el tercer productor mundial de vino elaborado con entre 42 y 44 millones de hectolitros. Pero según apuntan desde la Federación Española del Vino (FEV), el sector representa algo más que meras cifras. "El vino contribuye a nuestra imagen como país y es un polo de atracción de visitantes y turistas. Tenemos un sector responsable y sostenible con su entorno y con las personas que nos rodean. Además, es motor de desarrollo en muchos pueblos y ciudades pequeñas de nuestra geografía, vertebra el territorio y ofrece empleo de calidad", comentan.

En total hay 70 denominaciones de origen y 42 indicaciones geográficas que aglutinan las 969 000 hectáreas donde se cosecha alguna de las 150 variedades autóctonas españolas. Unas plantaciones que se pueden encontrar por cualquiera de las 17 comunidades autónomas. Sin embargo, hay una que destaca especialmente.

Castilla-La Mancha, líder indiscutible

Según las estadísticas del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la comunidad autónoma que más vino produjo en 2018 fue Castilla-La Mancha con 28,7 millones de hectolitros. Esto representa el 58,4 % del total nacional, es decir, casi seis de cada diez litros producidos en España provienen de dicha comunidad autónoma. Desde las instituciones y el sector se ha llevado a cabo un fuerte esfuerzo por modernizar los viñedos y llevan años recogiendo los frutos. Además, en la región se dan una condiciones excelentes para la vid.

En cifras de producción, el viñedo es el cultivo más importante de Castilla-La Mancha, donde se cultivan aproximadamente 600 000 hectáreas, una superficie que supone el 50 % del total de España y el 7,7 % del viñedo mundial. Estos datos demuestran que Castilla-La Mancha es la región del mundo con mayor extensión de cultivo vitivinícola. Por ello, es un sector de importancia trascendental para la economía manchega.

Desde el punto de vista del territorio, en muchos municipios la viña es un monocultivo que sostiene su economía. Como principal cultivo de carácter social instalado en superficie de secano, afecta a 112 000 agricultores, genera 38000 puestos de trabajo y 9 millones de jornales. Además, su industria representa el 24 % de todo el PIB industrial regional, con 224 cooperativas, 358 bodegas, 16 destilerías y 23 empresas concentradoras de mosto.

El podio lo completan Extremadura y Cataluña con una fuerte producción, pero a años luz de Castilla-La Mancha. La comunidad extremeña produjo en 2018 3,7 millones de hectolitros de vino, mientras que la región catalana recogió 3,3 millones de hectolitros.

Les siguen la Comunidad Valenciana (2,5 millones de hl.), La Rioja (2,4.), Castilla y León (2,3), Aragón (1,4), Andalucía (1,2), Murcia (0,9), Navarra (0,8), País Vasco (0,8), Galicia (0,4), Madrid (0,1), Canarias (0,7), Baleares (0,5), Cantabria (0,5) y Asturias (0,4).

Continúa leyendo