“Se ha demostrado que la formación 'online' es tan válida como la presencial”

Miguel Gónzalez Gallarza, CEO de la autoescuela ‘online’ Onroad, ve la crisis del coronavirus como un punto de inflexión para su sector, que en España es uno de los más anclados en el modelo de negocio del siglo XX.

Miguel Gónzalez-Gallarza
Onroad

Si repasas el CV de Miguel González-Gallarza, CEO de la autoescuela online Onroad, lo primero que se te viene a la cabeza es: “este tipo no para quieto”. Ha vivido en España, Francia, Inglaterra y Alemania. Ha trabajado en banca, en el sector de la alimentación, en multinacionales energéticas como la francesa EDF y en el sector inmobiliario antes de ponerse al frente de la filial española de las autoescuelas online de Ornikar. “Hemos descubierto que a la mayor parte de la gente no le gusta no hacer nada, que no les para un virus o un confinamiento”, nos comenta telemáticamente, con un tono de orgullo bien entendido. 

Esa misma satisfacción la destila cuando habla de Onroad y su modelo de negocio. Se muestra beligerante e inconformista con el modelo de autoescuelas y de educación vial que hemos tenido en España hasta el coronavirus. Pero, también se muestra seguro de que una de las consecuencias de la crisis del coronavirus, es que el mundo de las autoescuelas ha cambiado para siempre. 

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo?

Desde el punto de vista humano, la crisis nos está afectando, como a todos los ciudadanos, profundamente porque es realmente duro ver cuánta gente está falleciendo y cuantas familias lo están pasando muy mal. Por supuesto, estamos trabajando desde casa y apoyando las medidas adoptadas de la forma más estricta posible. 

Desde el punto de vista del modelo de negocio, como Onroad es una autoescuela online, nuestro modelo de formación vial se ha demostrado fundamental. Si antes no había duda de hacia dónde debíamos dirigirnos, en estas circunstancias se ha hecho patente. Las matriculaciones para sacarse el carnet de conducir online desde que comenzó el estado de alarma han aumentado un 175%. Estamos trabajando a pleno rendimiento y alcanzado nuestros objetivos anuales con algunos meses de antelación. 

¿Le han sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia? 

En nuestro caso no nos ha sorprendido, pero sí ha acelerado una realidad que ya no tiene vuelta atrás y que teníamos prevista: la formación online es tan válida como la presencial. Es un sinsentido que en nuestro país toda la educación se pueda hacer online excepto el carnet de conducir, el examen con más candidatos (más que el Bachillerato). El modelo de educación vial en Europa, y especialmente en España, está obsoleto. Las autoescuelas tradiciones no han sabido ni están sabiendo digitalizarse y se han limitado a trasladar el modelo de enseñanza offline al online, pero no han variado ni su planteamiento, ni su estrategia, ni la pedagogía que debe acompañarlo. Siguen obligando a sus alumnos a pasar por la autoescuela para trámites, papeleos y consultas a pesar de ser operaciones que podrían realizarse perfectamente desde un teléfono móvil. De hecho, el sector baraja que las autoescuelas tradicionales están perdiendo 100 millones de euros al mes. Por lo tanto, el modelo ha de cambiar sí o sí y la pandemia lo único que ha hecho es acelerar ese cambio.

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en su empresa?

Onroad empezó a registrar incremento en sus matriculaciones a los pocos días de empezar el confinamiento. Cada día tenemos cientos de interacciones con alumnos que quieren informarse de nuestro modelo de formación y de cómo estudiar el examen teórico online. 

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían/ o estáis llevando a cabo?  

No, posiblemente todo lo contrario. Estamos trabajando en las campañas de información a futuros alumnos, en las de formación y selección de profesores; trabajando para eliminar las trabas legislativas y que responden más a patrones de actuación del siglo pasado que a la nueva realidad de la sociedad del siglo XXI… Así que, ahora más que nunca, el talento y los profesionales de la educación vial son fundamentales para Onroad.  

¿Cómo se toma una decisión así? ¿En qué se piensa cuando se valora tomar una medida que va a afectar terceras personas? 

Como comentaba anteriormente, no es nuestro caso. 

''El modelo de autoescuela ha de cambiar sí o sí y la pandemia lo único que ha hecho es acelerar ese cambio''

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación?

Onroad lleva desde 2018 trabajando para crear la red necesaria para la formación de alumnos del carnet de conducir online, tanto del teórico como del práctico. La parte teórica la puede desarrollar al 100% online, incluso subir los documentos necesarios exigidos y solicitar día y hora de examen. El problema viene por el colapso que se va a producir en la DGT porque ya hay más de 130.000 alumnos esperando a hacer el examen, según las estimaciones de la CNAE. Aquellos que hayan realizado los trámites de forma online solo tendrán que esperar a que les den hora en la DGT. Los que dependan de las autoescuelas tradicionales se van a ver obligados a esperar a ver con qué rapidez se ponen en marcha después de la cantidad de ERTES, cierres y demás que se han producido entre muchas de ellas. Desde luego, los alumnos digitales tendrán una ventaja muy importante frente a los que hayan optado por el modelo antiguo. 

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones? 

En nuestro caso, afortunadamente no ha sido necesario. 

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad? 

Sin duda el modelo de formación online ha llegado para quedarse. No hay marcha atrás. La parte del carnet teórico está más que claro que es posible y mucho más barato (25€) online. La parte del práctico también debe cambiar. El alumno debe poder elegir dónde y cuándo hacer sus prácticas en línea directa con su profesor de conducir, que será el nexo de unión entre el alumno y la DGT. La aplicación les va a permitir, primero ponerse en contacto y acordar su programa de formación; segundo, adaptarse a las necesidades del alumno y no a las de la autoescuela; tercero, ir de la mano con su profesor y su coche a examinarse.  El sector de las autoescuelas estaba anclado en el siglo pasado. Ahora ya es tiempo de liberarlo, abrir la competencia a realidades nuevas, democratizar y abaratar el proceso. 

''Tras el confinamiento se va a producir un colapso en la DGT porque ya hay más de 130.000 alumnos esperando a hacer el examen''

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

Ahora más que nunca tiene sentido que se pague por el carnet el precio que realmente vale y no el precio de mantener un sistema caro y obsoleto. La educación vial online reduce en un 40% el coste del carnet de conducir y los tiempos, pero, al mismo tiempo, permite que el profesor -que hasta ahora cobra un promedio de 7€/clase de 45 minutos- pueda llegar a ganar 12€ netos por clase de 45 minutos. Además, va a permitir que miles de alumnos que en otras circunstancias se veían obligados a desplazarse cientos de kilómetros para recibir las clases, puedan disponer de profesores en su entorno geográfico y no tener que depender de las autoescuelas físicas que están emplazadas únicamente en grandes ciudades. La crisis nos va a permitir demostrar fehacientemente que el modelo de autoescuela tradicional ha muerto y que responde más a criterios de una sociedad que ya no existe. Por ello, debe cambiar.

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020?  

Hemos descubierto que a la mayor parte de la gente no le gusta no hacer nada, que no les para un virus o un confinamiento. La gente ha aprendido en tiempo récord a adaptarse a una situación increíble hace sólo unos meses con una capacidad nunca vista, y ahora toca adaptarse también al sector de la formación vial. Hay que estar a la altura. 

Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo