CEOs ante el coronavirus / Javier Mercadé, director general de Neuraxpharm Spain

“Solidaridad, unión y fuerza son las tres palabras con las que quiero quedarme”

Javier Mercadé, director general de Neuraxpharm Spain, prefiere ver el lado optimista de la crisis del Covid-19, pese a su “devastador coste humano” y se fija en "el alto grado de solidaridad que hemos visto desde todos los sectores"

Javier Mercadé
Javier Mercadé / NEURAXPHARM

“La unión hace la fuerza”. Ese es el dicho al que recurre Javier Mercadé, director general de Neuraxpharm Spain, para resumir lo vivido en estos meses de pandemia de Covid-19 que han puesto en jaque al mundo entero. 

Pese a contar con 30 años de experiencia en el sector farmacéutico y casi 14 al frente de la filial española del laboratorio europeo, Mercadé también se ha visto sorprendido por el impacto de la pandemia de coronavirus. Pese a eso, prefiere intentar fijarse en lo bueno y apoyarse en que se considera “una persona optimista” para buscar una salida a la crisis.

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo?

En Neuraxpharm, nuestra prioridad como laboratorio es mejorar la calidad de vida de los pacientes con trastornos relacionados con el Sistema Nervioso Central. En este sentido y en el contexto de la COVID19, nuestra misión de empresa ha cobrado más sentido que nunca y se ha hecho más necesaria. Estamos viviendo el momento actual con una gran responsabilidad e intentamos enfocarnos en iniciativas con un fuerte impacto social.  

Desde mediados de marzo hemos lanzado dos servicios de apoyo emocional, Cuarentena con TEA, un servicio de ayuda enfocado a familiares de niños con TEA y NeuraxConecta, una línea de soporte dirigida al colectivo farmacéutico. Además, hemos puesto en el mercado un producto que ayuda a reforzar el sistema inmunológico, contribuimos con donaciones a hospitales y, recientemente, hemos impulsado un ciclo de webinars para que los sanitarios y personal médico puedan continuar su formación a distancia.  

¿Le ha sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia?

Lo que más nos ha sorprendido es el alcance y la magnitud que está teniendo la pandemia, sobre todo el devastador coste humano y las consecuencias económicas que comportará. Estamos viviendo escenas que eran inimaginables unos meses atrás.  

Por otro lado, me considero una persona optimista por naturaleza e intento sacar el lado bueno de las cosas. De esta situación, destaco el alto grado de solidaridad que hemos visto desde todos los sectores, la capacidad de muchos negocios para reinventarse y de buscar nuevos canales para llegar a los usuarios o la creatividad de la tecnología para adaptarse al teletrabajo.    

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en su empresa?

Fuimos conscientes de la situación cuando empezaron a haber casos de coronavirus en España, en concreto en Barcelona. En ese momento decidimos adoptar la modalidad de teletrabajo para todo el equipo que trabaja en las oficinas. Por otro lado, implementamos todas las medidas se seguridad para asegurar la salud y el bienestar de nuestros empleados que seguían trabajando en los laboratorios y fábrica y replanteamos los procesos con proveedores.  

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían o estáis llevando a cabo?  

Nuestras contrataciones no se han visto afectadas. Hacemos todo lo que está en nuestra mano para asegurar y proteger a nuestro equipo. Quiero aprovechar para agradecer a todos los trabajadores de Neuraxpharm que están realizando un trabajo extraordinario en un momento en que nuestra actividad se hace más necesaria que nunca para la sociedad. Sólo tengo palabras de elogio y ánimo por la gran labor que continúan realizando día a día, así como su alto nivel de compromiso.  

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación?

El servicio que presta la industria farmacéutica se considera esencial ante esta situación. Por ello, en Neuraxpharm hemos seguido activos y trabajando, adaptándonos a las nuevas medidas de seguridad y protección de la salud de nuestros empleados y colaboradores. Asimismo, hemos reformulado los procesos de entregas de materiales y otros temas más a nivel logístico. Como empresa farmacéutica nuestra mayor preocupación es garantizar el acceso a los medicamentos por parte de los pacientes. 

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones?

No ha hecho falta. El sector farmacéutico es uno de los considerados esenciales por el Gobierno.

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad?

Creo que va a haber un repunte de las problemáticas relacionadas con la salud mental como consecuencia de las difíciles circunstancias que mucha gente está viviendo.  

La pérdida de familiares o amigos, la incertidumbre por el futuro o los cambios repentinos pueden causar situaciones de estrés y ansiedad en muchas personas. Asimismo, para los profesionales sanitarios, la exposición diaria en la que se enfrentan a enfermos o familiares de estos, junto con el desbordamiento en la demanda asistencial, el riesgo de contagio o los equipos de protección insuficientes, puede conllevarles efectos psicológicos negativos, desgaste profesional. Ante esta situación, en Neuraxpharm reafirmamos nuestro compromiso en buscar soluciones para aquellas patologías que afectan al Sistema Nervioso Central. 

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

Seguiremos dando lo mejor de nosotros como compañía. Afrontaremos la crisis con el mejor equipo y ofreciendo los mejores servicios. Nuestra prioridad seguirá siendo aportar valor a las personas y soluciones terapéuticas que contribuyan a mejorar la vida de los pacientes con patologías relacionadas con el SNC. Específicamente y, ante el posible incremento de problemas relacionados con la salud mental, nuestra actividad seguirá centrada en la investigación, el desarrollo, la fabricación de medicamentos del área SNC, para aportar soluciones a los pacientes que sufran este tipo de trastornos. 

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020? 

Como he mencionado anteriormente, creo que a todo se le debe buscar un lado bueno. Incluso, y aunque cueste, a la situación que estamos viviendo por la pandemia. Pese a que el Covid-19 haya traído desgracias de todo tipo a diferentes países del mundo, entre los que se incluye España, consecuentemente ha aportado iniciativas por parte de ciudadanos y empresas que no pensábamos que fuéramos a ver.  

Hay un refrán muy conocido que dice: “la unión hace la fuerza”. Un dicho que estos días se ha cumplido estrictamente. Y es que son muchos los actos de solidaridad que se han llevado a cabo para ayudar ante esta situación. Muchas empresas han apartado su actividad principal para virar su capacidad productiva y ponerla a disposición de la urgencia sanitaria o hemos llevado a cabo donaciones a hospitales y residencias o iniciativas de soporte para los que están luchando a primera línea.

También quiero quedarme con la fuerza y creatividad de la ciudadanía. Me gusta esa España empática, con la gente saliendo todos los días a las ocho de la tarde a aplaudir a los sanitarios desde sus balcones. Así que, solidaridad, unión y fuerza son las tres palabras con las que quiero quedarme cuando piense en estos primeros meses de 2020.

También te puede interesar:
Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo