CEOs ante el Coronavirus / Jesús Vidal, CEO de Vidal & Vidal

“Vimos venir la ola; pero no imaginamos lo que venía con ella”

Jesús Vidal, CEO de Vidal & Vidal, ha mirado las dos caras de la moneda a lo largo de la crisis del coronavirus y, pese a los reveses, se muestra preparado para el futuro.

Jesús Vidal
Jesús Vidal / VIDAL & VIDAL

El punto de vista y la actitud con la que afrontas lo inesperado es clave en los negocios. Eso es algo que parece tener muy claro Jesús Vidal, CEO de la empresa de joyería Vidal & Vidal, que repasa telemáticamente para nosotros cómo han vivido en la PYME española la crisis del Covid-19

Como a casi todas las empresas, a Vidal & Vidal, les han pillado por sorpresa las consecuencias económicas y sociales de la pandemia, pero su CEO en seguida se apresura a poner el foco en algún aspecto positivo. “¿Somos una empresa pequeña y somos más vulnerables ante una crisis así? Sí. Pero también somos más ágiles y estamos más unidos para aprovechar las oportunidades que se puedan presentar”. Vidal transmite siempre una de cal y otra de arena. 

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo?

Desde el punto de vista de nuestra actividad económica el impacto ha sido muy importante. Pasar de la plena actividad tanto en nuestra división industrial como en la gestión de nuestros puntos de venta es algo que no aparecía en ninguno de los escenarios posibles.  La gestión del cierre de la actividad fue relativamente sencilla comparándolo con la gestión emocional y de motivación de los equipos durante los meses que han seguido al cierre.

Lo mejor que hicimos fue aceptar rápidamente la realidad y asumir que era un hecho global, para todos por igual, lo cual nos hizo ver la situación desde otra perspectiva, la de la búsqueda de la oportunidad. 

¿Le ha sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia?

Me ha sorprendido e impactado muchísimo la poca capacidad de reacción global a una crisis sanitaria como la que hemos vivido. Da la sensación de que nadie quería asumir la realidad, incluso cuando ya resultaba evidente. Es muy  triste ver tanto sufrimiento y dolor en zonas del mundo que definimos como desarrolladas. Es evidente que no estábamos preparados para una situación de estas dimensiones. Por otro lado, me ha sorprendido gratamente la reacción de compromiso, solidaridad y generosidad de nuestra sociedad civil ante el problema.  

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en su empresa?

Al pertenecer al sector de la Joyería y estar muy en contacto con Italia, pudimos anticiparnos al problema a finales del mes de febrero, preparándonos para un posible cierre de nuestras instalaciones industriales, así como para adecuar los sistemas para el teletrabajo. Digamos que vimos venir la ola; pero no imaginamos lo que venía con ella. 

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían/ o estáis llevando a cabo?

Ante la declaración del estado de alarma, que dejó sin actividad a la totalidad de nuestros puntos de venta, tuvimos no sólo que incluir a todo el personal de tiendas en un ERTE, sino también al personal de nuestra planta industrial, ya que la totalidad de nuestra producción se destina a nuestras tiendas. La solución ha sido necesaria y satisfactoria para dar un mínimo de cobertura al personal y proteger al conjunto de las empresas afectadas, de forma que no se perdieran más puestos de trabajo. Las empresas de más de 50 trabajadores como es nuestro caso; hemos tenido que seguir soportando el 25% de las cuotas de la seguridad social lo que ha supuesto quedar en clara desventaja. 

Paralelamente al ERTE, al día siguiente, se puso en marcha una revisión estratégica global de la empresa distinguiendo claramente lo que exigía acción inmediata a corto plazo en aspectos tales como revisiones de planes de producción, nuevas colecciones o reducción de gastos innecesarios, con el objetivo de mantener en el medio plazo una buena posición de tesorería.  

¿Cómo se toma una decisión así? ¿En qué se piensa cuando se valora tomar una medida que va a afectar terceras personas?

Este es el aspecto más duro de esta pandemia. En Vidal&Vidal, las personas, tanto las que trabajan en la Compañía como nuestros clientes, son el centro de nuestro propósito y de nuestra estrategia. Al ser una Pyme, como CEO conoces a cada uno de tus colaboradores y sus circunstancias personales y familiares, por lo que hemos intentado ayudar a cuantos les ha hecho falta, tanto económica como emocionalmente. Si tomabas conciencia como responsable de la empresa de los sentimientos que te invadían a título personal, tales como el miedo a lo desconocido, preocupación por el futuro de tu familia... no fue difícil empatizar con todos ellos y ser consciente de que debíamos de estar a su lado, ya que ellos, de verdad nos importan. 

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación? 

Una vez superamos las acciones inmediatas de control del gasto y asegurar la tesorería, pusimos especial atención en no dejar de comunicar con nuestros clientes ni empleados. Con nuestros clientes reforzamos y aseguramos el suministro de sus compras por medio del canal online, así como las comunicaciones a través de las redes sociales. Con nuestros equipos comerciales de tiendas, y con la ayuda de nuestro equipo de coaching, empezamos a trabajar formaciones de tipo emocional para gestionar esta situación como equipo y grupo. Ya en esta última fase previa a la nueva apertura de tiendas físicas hemos vuelto a la formación técnica en protocolos sanitarios para asegurar las condiciones óptimas de seguridad sanitaria de nuestros empleados y de nuestros clientes. 

“Como CEO de una PYME conoces a cada uno de tus colaboradores y sus circunstancias personales y familiares, por lo que hemos intentado ayudar a cuantos les ha hecho falta, tanto económica como emocionalmente”

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones?

Nos hemos limitado a aplicar las medidas previstas en los ERTE por fuerza mayor.

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad?

No tenemos la certeza de cómo será el futuro, pero sí ciertas sospechas de cambio. Por un lado, habrá cambios en los equilibrios de competencia, ya que no todas las empresas saldremos igual de esta situación. Creo que en el mercado doméstico surgirán más oportunidades para las empresas locales debido al fuerte sentimiento de consumo local y tendremos que aprovechar la oportunidad que ello nos brindará. 

No sabemos cómo van a cambiar los hábitos del consumidor por lo que vamos a tener que prestar muchísima atención al mercado. Nuestros equipos de venta serán fundamentales en la observación e información para poder reaccionar de forma rápida y adaptarnos a las nuevas situaciones que surjan.  Las pymes tenemos una ventaja, somos muy ágiles en la toma de decisiones y correcciones posteriores, así que debemos aprovechar esa oportunidad. La humildad de los dirigentes de las empresas será un rasgo indispensable para superar los nuevos retos.  

Desconocemos, por ejemplo, si el cliente seguirá demandando tanto  fast-fashion o se descantará por nuevas formas de consumo y si todo ello nos hará replantearnos nuestras estrategias de número de colecciones al año, etc. Creo que habrá una aceleración del peso de la venta online y que deberemos cambiar nuestras estrategias pasando de un planteamiento “omnicanal” al del “omnicliente”, acelerando nuestras inversiones en todo lo concerniente al mundo digital.

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

Vamos a afrontarla como una nueva oportunidad  y un nuevo reto. Es importantísimo que tanto la Dirección como todas las personas del equipo hemos decidido continuar.  Una vez tenemos claro nuestro propósito,  buscaremos las oportunidades y aprovecharemos  el cambio de mentalidad que esta Pandemia ha provocado en todos nosotros para crear una nueva forma de trabajar.

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020?

He constatado que el camino que habíamos tomado hace años de dar importancia a las personas por encima de todo era el correcto. Nuestro equipo está más unido que nunca y afrontar retos y cambios juntos es ahora mucho más fácil. Todos queremos salir de esta situación y es evidente que lo vamos a lograr. Fabricamos joyas y por medio de ellas aportamos ilusión y felicidad a nuestros clientes. No debemos abandonar esta visión del negocio. 

También te puede interesar:
Martín Álvarez

Martín Álvarez

Historiador de formación, periodista de profesión. Inquieto por naturaleza y curioso por defecto.

Continúa leyendo