CEOs ante el coronavirus

CEOs ante el coronavirus

Si hay algo que pone de acuerdo a todos los analistas sobre las consecuencias del coronavirus es que ningún responsable económico lo esperaba. El alcance de la crisis en la que se ha visto inmersa la economía mundial sigue sin poner de acuerdo a los expertos, por eso hemos preguntado a algunos CEOs y máximos responsables de empresas cómo han lidiado con esta inesperada y dañina situación y por el incierto futuro.

Sí, a finales de 2019 había cierto runrún de una posible crisis económica. Unos hablaba de desaceleración, otros expertos apuntaban a una pequeña recesión y quien vaticinaban un periodo duro en plano económico, parecido a la crisis de 2008. Lo que ninguno presagiaba es que un virus pusiera en jaque a todo el sistema económico mundial, pero ha sido justo lo que ha ocurrido. China ha perdido puntos de su PIB por primera vez desde que hay registros. La cotización del petróleo en los mercados ha sido negativa por primera vez en la historia. Hasta valores refugio como el oro se han llegado a poner en entredicho.

Mientras los datos macroeconómicos y las sensaciones que transmitían los mercados ponían los pelos de punta a cualquiera, la empresas, ya fueran grandes, pequeñas o start ups tenían que lidiar de la noche a la mañana con que un parón total de su actividad.

En España, como en otros países del mundo, se intentaron tomar medidas para paliar el tortazo económico. Pero, eso no ha evitado que aumente el paro, se multiplique el número de trabajadores en ERTE con sus empleos temporal o parcialmente suspendidos ni que las empresas pierdan ingresos como si hubieran quitado el tapón de una bañera.

Ante esta situación, desde Muy Negocios&Economía, nos pusimos en contacto con más de una decena de CEOs para poder valorar de primera mano cómo se estaba viviendo esta crisis inesperada en los distintos sectores económicos.

Sí, cunde la sorpresa ante el profundo impacto económico, pero sobre todo social y de vidas humanas, del virus. Abundan los casos en los que se ha tenido que pedir un esfuerzo a las plantillas. Hay pocos que no crean que lo vivido estos primeros meses de 2020 nos cambiará para siempre. Pero, también hay consenso en que el teletrabajo y la digitalización han llegado para quedarse, agradecimiento a los empleados y colaboradores por la comprensión y ayuda y sobre todo miradas con optimismo al futuro y una gran alegría por la solidaridad demostrada por la sociedad en general.

Hay máximos responsables de empresas que han preferido bajarse el sueldo antes de ajustar la plantilla. Otros que han sabido aprovechar la oportunidad para crecer o han confirmado que la estrategia ideada para su negocio es la buena. La idea que destilan la mayoría es que; sí nos han dado un golpe inesperado -y duele- pero todavía no estamos fuera de combate.

Continúa leyendo