De Aldi a Dior: megaempresas cuya propiedad sigue siendo familiar

Aunque son multinacionales gigantes, los dueños siguen siendo una familia.