De Netflix a Converse: Empresas que estaban en la quiebra y resucitaron

Ahora facturan cientos de millones todos los años.