10 Lecciones de negocio que puedes aprender del póker

Varias lecciones de negocio se pueden aprender del póker. En las empresas y en el juego, es clave saber utilizar las cartas, con habilidad y estrategia.

10 lecciones de negocios que puedes aprender del Póker

Una persona en el casino puede llegar a tomar las mismas decisiones que algún empresario en sala de junta. Esto sucede especialmente en el póker, ya que el jugador necesita utilizar sus mejores cartas con habilidad, paciencia y estrategia para conseguir la victoria.

Precisamente este juego de mesa por sus características se encuentra muy relacionado con el mundo empresarial. Incluso hay varias lecciones de negocios que puedes aprender del póker, porque el éxito se mide de la misma manera: Dinero.

Actualmente grandes empresarios disfrutan este juego de forma presencial o en casinos online. Un buen operador para comenzar a apostar puede ser PartyPoker, más detalles en esta reseña de PartyPoker completa.

Lecciones de negocios que se pueden aprender del póker

El póker y los negocios tienen estrategias muy parecidas, algo que cualquier jugador debe aprovechar. Pero dentro de las 10 mejores lecciones de negocios que se pueden aprender destacan las siguientes

Arranca con prudencia

En la mesa no sabes al inicio cuáles cartas te van a tocar e incluso puedes desconocer cómo juegan los rivales, por lo que se debe arrancar con cautela. Eso sucede al empezar un emprendimiento. No hay que excederse en algunas acciones o gastos, porque es necesario esperar la respuesta de los clientes.

Elige la mesa correcta

En el póker es clave analizar la habilidad de los oponentes, su forma de juego y el tamaño del bote para elegir la mesa adecuada. Es una lección de negocio que puedes aprender del póker, porque todo proyecto debe tomar en cuenta las necesidades de los clientes, la competencia o las oportunidades que existen.

Sé paciente

Muchos jugadores dicen que el póker es una “guerra de paciencia”. Es un aspecto fundamental, porque al precipitarse, se pierde la partida. Es una lección de negocio que puedes aprender del póker, ya que la desesperación o las decisiones apresuradas generan pérdidas en las empresas.

No te enamores de las ideas

Los jugadores no deben enamorarse de una mano, porque al descubrir nuevas cartas, se pueden dar cuenta que las combinaciones no son nada alentadoras. Es una enseñanza para los negocios, porque si la idea no arranca en un determinado periodo a pesar de que la consideres perfecta- se debe lanzar al olvido. Claro, que algunos proyectos despegan y se convierten en empresas como Facebook, pero no sucede siempre.

Aprende a leer a los demás

No hay duda de que los mejores jugadores tienen “póker face”. Pero muchos son expertos en leer los movimientos y las caras de los rivales, así que pueden saber cuando dicen la verdad y en qué momento tiran el farol. Es importante que los empresarios aprendan esta habilidad, porque permite cerrar mejores tratos y convenios.

Aprovecha las oportunidades

Cuando la mesa agarra temperatura, cada jugador comienza a buscar su oportunidad, calculando todas sus opciones. Un movimiento agresivo en el momento justo puede convertirse en victoria. Es otra enseñanza para los emprendedores, porque siempre hay que estar atentos a las chances de invertir o expandir el negocio.

No abandones un juego ganador

Algunas partidas de póker pueden llegar a durar mucho tiempo. Hay jugadores que abandonan por cansancio a pesar de tener la oportunidad de conseguir grandes recompensas. Lo recomendable es seguir jugando. Eso sucede también en los negocios, porque hay personas que desisten en buenos momentos de su emprendimiento por aburrimiento.

No te deprimas por perdidas tempranas

En el póker puedes comenzar perdiendo, pero la partida poco a poco se logra emparejar. Solo hay que tener paciencia y saber cuándo jugar. Las empresas nuevas también suelen arrancar con números rojos, pero no hay que desesperarse, sino mantener el enfoque.

Conoce tus límites

Todo jugador tiene claro sus límites financieros o de tiempo. Se debe establecer una línea y retirarse en el momento justo. Se encuentra dentro de las lecciones de negocios que puedes aprender del póker, porque hay empresarios que toman malas decisiones, van más allá de sus probabilidades y lo pierden todo.

No dejar de practicar y estudiar

La práctica hace al maestro. Mientras más se juegue, mejores estrategias se tendrán en la mesa. Además, no hay que dejar de estudiar para aprender nuevas tácticas. En los negocios se debe seguir esta lección, porque al ganar experiencia se podrán tomar buenas decisiones.

Estas son 10 lecciones que puedes aprender del póker para los negocios, pero hay muchas más. Al final una partida de este juego puede dejar recompensas y grandes enseñanzas.

Continúa leyendo