¿Qué posibilidades ofrecen los préstamos personales?

La economía no está pasando por su mejor momento. Con los índices de inflación situados en niveles que no se habían visto desde la década de los 90, cada vez son más las personas que están pensando en pedir préstamo personal.

Y es que estamos hablando de una fórmula de financiación muy habitual para salir de un apuro, para pagar gastos que tuviéramos programados, evitar que nos corten algún servicio (por ejemplo, para pagar alta factura de la luz), pero también se pueden usar para darnos algún que otro capricho (como podrían ser unas vacaciones).

Si todavía no conoces las posibilidades de los préstamos personales, este artículo es para ti:

Antes de nada… ¿Qué es un préstamo personal?

Un préstamo personal Bank Norwegian es un sistema de financiación que ofrecen los bancos y algunas entidades. Se caracterizan por ofrecer dinero rápido a cambio de un determinado interés.

Dependiendo de la entidad bancaria en donde se solicitan, las condiciones son muy variadas. Y lo mismo ocurre con los requisitos: mientras que en algunos lugares se conformarán únicamente con el DNI, un documento que acredite que percibimos ingresos de forma recurrente, y nuestro número de cuenta bancaria, otros medirán muchos más papeles.

¿Cuáles son las posibilidades de los préstamos personales actuales?

1.Son muy cómodos
Muchos de los préstamos personales actuales se pueden pedir por Internet, por lo que el proceso de contratación no podría ser más sencillo y cómodo. Y es que te puedes olvidar de tener que desplazarte a un banco, a unas oficinas o a cualquier lugar físico.

Lo único que hará falta es tener una conexión a Internet y acceder desde un dispositivo compatible (a día de hoy lo son todos… los teléfonos móviles y las tablets, también).

Esto representa una comodidad total para el usuario, ya que podrá tramitar la petición desde cualquier sitio y en cualquier hora, sin limitaciones en este sentido.

2.Son muy rápidos
De entrada, ya te has ahorrado el tiempo de desplazamiento hasta el banco y el que tendrías que esperar en la larga cola que se forma. Pero eso no es todo, sino que los préstamos que se tramitan por Internet también son muy rápidos.

Ya no hará falta tener que estar esperando semanas hasta recibir una respuesta.

Muchas de las empresas han automatizado el proceso, de tal forma que tan solo indicando nuestros datos personales podemos tener una respuesta sobre si el préstamo se concede o no o, por lo menos, alguna orientación.

Aunque es posible que nos soliciten más información para concedernos el préstamo, el tiempo de tramitación será mucho más reducido en comparación con lo que se tardaría si se gestionarán de forma física.

3.Requisitos muy reducidos
Una de las mayores pegas que encontramos a la hora de pedir un préstamo personal es todo el papeleo que tendremos que cumplimentar para que se tenga en cuenta nuestra solicitud. Y lo peor de todo es que esta información suele ser redundante; es decir, que puede que nos pidan los mismos datos una y otra vez.

Con los préstamos personales online nos encontramos con un completo cambio de paradigma. Como todo se gestiona de una forma más rápida, no nos podemos olvidar del papeleo.

Como ya hemos indicado a lo largo del artículo, suele bastar con entregar nuestra identificación (DNI o equivalente) y un justificante que acredite que estamos percibiendo ingresos recurrentes (suele ser una nómina, aunque algunas entidades también aceptan que se esté percibiendo alguna prestación económica).

4.Total transparencia
Resulta complicado leer el contrato del préstamo en un banco y no sentirse presionado. Habrá muchas cosas que no entendamos y nunca sabemos si se las podemos preguntar a la persona que tengamos delante, ya que nos puede estar estafando.

Gracias a la solicitud de préstamos personales online podemos utilizar Internet para consultar cualquier duda que tengamos. Además, las condiciones de los contratos son mucho más claras que nunca, para evitar cualquier malentendido o fraude.

La mayoría de estas páginas suelen incluir lo que se conoce como un simulador de préstamos: esta herramienta es perfecta para indicar la cantidad que se solicita, el plazo de amortización, y simular la cuota que resultaría de la operación.

5.Facilidades de pago
El usuario puede seleccionar una fecha de devolución del préstamo y personalizar la cuota que van a pagar mes a mes, para evitar llevarse cualquier tipo de sorpresa desagradable.

Además, hay muchos bancos que permiten negociar una ampliación de plazo por si el cliente no puede satisfacer una cuota a tiempo, o por si se le van acumulando las deudas.

6.¿Créditos con ASNEF?
Algunas entidades estudian los perfiles de clientes que tienen deudas en el ASNEF en lugar de cancelarlos directamente. Si la deuda es reducida, es posible que no tengan problemas en concederles el dinero.

Ahora ya conoces las posibilidades que ofrecen los préstamos personales.

 

Continúa leyendo