El sector publicitario, un año después de la pandemia: la transformación de la industria

Ahora es el momento de poner foco en pensar en la recuperación, en la inyección de liquidez a los sectores más afectados, de forma eficaz y eficiente, sin política, y la vacunación general lo antes posible.

publicidad digital
iStock

¿365 días después del lock down o confinamiento y casi todo sigue igual? Yo creo que no, que los esfuerzos están dando sus frutos y ya vemos una tímida luz al final del túnel, una luz de recuperación, una voluntad de que sea así quizás más que la propia realidad de confiar que llegue la recuperación, y que sea rápida, ágil e intensa.

En estos 365 días ha habido muchos esfuerzos y aprendizajes sobre los que ya hemos hablado en muchas ocasiones por lo que ahora es el momento de poner foco en pensar en la recuperación, en la inyección de liquidez a los sectores más afectados, de forma eficaz y eficiente, sin política, y la vacunación general lo antes posible; solo así saldremos de verdad adelante.

Los medios, los anunciantes y las agencias y las nuevas tecnologías formamos un ecosistema muy sensible a cambios drásticos, tanto en negativo como en positivo. A pesar de un primer trimestre de 2021 todavía en recesión con tercera ola, la borrasca Filomena y disturbios en las principales ciudades… Marzo ha venido con síntomas de recuperación y esperamos consolidar está tendencia durante el segundo trimestre y más claramente durante el segundo semestre, con una recuperación del sector publicitario de un 7 u 8 % en el año, aunque siendo transparente y sincero, ¿quién se atreve a poner un número de crecimiento?

Lo que sí está claro es la transformación en el sector publicitario que se ha tenido que adaptar rápidamente, en especial, en la forma de trabajar. El teletrabajo vino para quedarse durante la pandemia, pero fuera de ella tendrá una clara tendencia a evolucionar a un modelo híbrido, donde la oficina será un espacio de colaboración o co-creación, así como de inducción en la cultura de la agencia de los recién llegados, que convivirá con el teletrabajo en entornos cada vez más flexibles, y donde irrumpen nuevas competencias y habilidades más que necesarias para afrontar este nuevo ecosistema.

El consumidor, como eje fundamental de todas nuestras comunicaciones, en estos 365 días también se ha transformado, ha acelerado su digitalización, su conocimiento y actitud hacia el e-Commerce. También ha cambiado su consumo de medios y su papel como influenciador y decisor en muchas compras ha crecido. Estamos ante un consumidor muy maduro y racional con el que las marcas que sean de automoción o de productos de gran consumo claramente tienen que acercase más a él y tenerlo en el centro de toda su estrategia.

Por otro lado, como industria también hemos avanzado y mejorado en sistemas de medición, de métricas que nos den información en tiempo real para poder tomar decisiones sobre qué acciones de comunicación seguir empujando, cuáles cambiar o cuándo hay que parar.

Los medios también se están transformando, buscando favorecer la facilidad de llegar al consumidor, a las audiencias, al mayor número posible de individuos en el menor tiempo y al mejor coste, pero también donde lo digital cobra especial relevancia, ya que te permite acercarte más individualmente gracias a la tecnología y los datos, haciéndose imprescindible un equilibrio preciso en los diferentes medios y adecuados a cada marca.

A pesar de todos estos grandes cambios, sigue habiendo un pilar que no cambia en la publicidad, con o sin pandemia, y es la creatividad y la innovación, como elementos imprescindibles para la diferenciación, y, porque para diferenciar una campaña, de una gran campaña, se necesitan 3 ingredientes: una idea brillante, una estrategia innovadora, y ejecución perfecta para asegurar que los resultados siempre lleguen.

Continúa leyendo