Experiencias de compra únicas: 'Shopping Destinations'

La digitalización, la irrupción de nuevos players y, en el último año, un contexto totalmente excepcional e inesperado, han llevado al retail a transformarse, reformulando su propuesta de valor y adaptándose a los cambios en márgenes de tiempo muy reducidos. Esta transformación está estrechamente ligada a cómo ha cambiado la sociedad: ya no compramos de la misma manera que hace una década.

compras digitales
iStock

El sector del retail ha vivido siempre en constante evolución, si bien es cierto que en los últimos años el ritmo de los cambios y los avances han sido cada ver más vertiginosos. La digitalización, la irrupción de nuevos players y, en el último año, un contexto totalmente excepcional e inesperado, han llevado al retail a transformarse, reformulando su propuesta de valor y adaptándose a los cambios en márgenes de tiempo muy reducidos. Esta transformación está estrechamente ligada a cómo ha cambiado la sociedad; cómo las necesidades, las preocupaciones o los gustos de los clientes han ido avanzado día tras día. Al igual que no nos comunicamos con los demás del mismo modo que hace 10 años, podemos decir que no compramos de la misma manera que hace una década. Si bien es cierto que al cliente le sigue gustando ir de compras, buscar espacios de socialización, vivir experiencias o crear recuerdos.

Hay dos conceptos que se han alzado como protagonistas en el retail: el compromiso y la experiencia. En la actualidad, nos encontramos ante un cliente que cada vez es más consciente de todo lo que rodea a las marcas que consume y se preocupa más por cómo éstas se relacionan con la comunidad y el entorno. Este cliente, más consciente y concienciado, no quiere únicamente adquirir un artículo, quiere vivir una experiencia a su medida, del mismo modo que lo haría cuando viaja.

En McArthurGlen disponemos del modelo perfecto para satisfacer esas necesidades: invertimos para que nuestros clientes tengan la mejor experiencia posible en nuestros centros. Creemos que nuestro concepto de shopping destination es el futuro: con centros que aúnan instalaciones únicas, la mejor selección de firmas de moda a precios únicos durante todo el año, la máxima atención al detalle en todo lo que hacemos, entornos agradables, seguros y al aire libre, con todas las medidas de seguridad y con una amplia selección de actividades de ocio para toda la familia. Creemos que el futuro del sector retail pasa por ofrecer este valor añadido al proceso de compra, transformando la mera adquisición de productos en experiencias únicas para los consumidores, ofreciéndoles siempre razones para visitarnos más allá de la compra en sí.

Nos encontramos ante un mercado cambiante, especialmente en un mundo post-pandemia, en el que es importante adaptarse y adelantarse a las necesidades del consumidor. Por ello nuestra principal apuesta sigue centrada en ofrecer esta experiencia de compra presencial única, pero poniendo también al alcance de nuestros clientes nuevos canales y servicios digitales, como Virtual Shopping, que lanzamos el año pasado.

En el caso de España, la relación entre retail y experiencia tiene uno de sus ejemplos más destacados en la Costa del Sol y su capital, Málaga. En esta región, que hasta la llegada de la pandemia acogía a más de 10 millones de visitantes anuales, el turismo, el lujo y la exclusividad tienen un protagonismo muy destacado. La estrecha relación entre estas cuestiones es fuente de sinergias y ha situado las compras y la experiencia que se genera a su alrededor como un factor clave a la hora de elegir destino vacacional. La excepcional y amplia selección de firmas combinada con un entorno agradable y una variada oferta de ocio, cultura y eventos, han hecho de la Costa del Sol uno de los destinos más deseados en toda Europa. Y la presencia de McArthurGlen en Málaga es el claro reflejo de nuestra apuesta por esta zona.

Por último, debemos tener en cuenta que esta búsqueda de experiencias únicas por parte del cliente es también una oportunidad para nuestras marcas, para crear conexiones cada vez más cercanas y profundas con ellos. Un activo intangible que cobra un especial valor en una realidad como la que estamos viviendo.

Continúa leyendo