Sistemas: el día que el negocio empezó a funcionar

El éxito en promoción, expansión y ventas de un negocio está en tener sistemas predecibles de conseguir clientes. Nos fijaremos en cómo pasar de 80 km/h a 120 km/h y la disputa entre sistemas y metas.

Acelerando el negocio
Photo by toine G on Unsplash

Conduces, ¿verdad? Entonces sabes qué hacer si vas a 80 km/h y quieres ir a 120 km/h: apretar el pedal de gas. Dar al pedal de gas es la manera predecible y fiable de acelerar en un coche

Pero, no es solo eso. Si sabes qué pedal apretar para acelerar pero el coche tiene una avería: de nada servirá. Así que, no es solo apretar el pedal de gas, sino tener el coche impecable, funcionando a la perfección

Esto se aplica también a las empresas. Para la sostenibilidad en el tiempo, la empresa debe disponer de maneras predecibles de conseguir clientes y facturar. Uno o varios sistemas de marketing y ventas en perfecto funcionamiento. La empresa debe saber qué reforzar (dónde dar gas) en cada momento (del ejercicio) para conseguir el volumen de negocio necesario

Y, ¿sabes cuál es la fórmula para vuestra empresa?

Pues, depende. La fórmula para vuestra empresa depende de lo que sois y lo que queréis ser. Del mercado. De vuestros servicios o productos. Del equilibrio de la cartera de clientes. De las tendencias. De cómo estáis organizados (¿hay alguna posible avería que reparar primero?). También depende de los objetivos que tengáis ese año a nivel económico y de vuestras expectativas empresariales a medio y largo plazo. Depende del tiempo de vida de vuestros clientes, de la transacción media, de vuestro historial y experiencia. Del tipo de equipo que disponéis y de los recursos actuales.

Aunque, todo esto, ya lo sabes. Por eso, como figura directiva, no te viene de nuevo leer que la clave para la expansión es: 

Que la compañía tenga un pedal de gas (o varios) que podáis apretar para que el coche, sin averías, acelere de manera previsible y os lleve a donde queráis llegar. 

Sistemas frente a metas

"Los perdedores tienen metas. Los ganadores tienen sistemas" dice Scott Adams. Y es que según Scott Adams, si pones el foco en cumplir sistemas, se cumplen las metas. Como hemos comentado tener sistemas es planificar, ser proactivo y tener control de la actividad empresarial. Vaya, es lo opuesto a improvisar, apagar fuegos o actuar de manera reactiva.

Algunos ejemplos: 

  • Aplicado a Ventas: para conseguir nuevos prospectos activamos una campaña de LinkedIn de dos meses de duración en: enero, abril y septiembre; asistimos a un evento de networking cada semana y tenemos un programa de afiliación para promover las recomendaciones de nuestros clientes. 
  • Aplicado a Promoción: para tener más reconocimiento y repercusión realizamos una acción de visibilidad cada tres meses (entrevista en medios, evento y podcast), hacemos una campaña de prensa semestral y enviamos una newsletter de manera semanal. 
  • Aplicado a Comunicación Interna: para una comunicación interna fluida realizamos reuniones los viernes: una  con todo el equipo (30 minutos - de 13h a 13.30h); otra con responsables de departamentos (de 12.30 a 13.30h) y también una reunión interna de departamentos (de 12h a 12.30h). 

En definitiva, para conseguir las metas proponer sistemas que puedan ser implementados, evaluados y optimizados

Y bueno, pues espero que estas consideraciones os sean de utilidad. En Pitaya Business, consultora de negocio, las aplicamos en la creación de estrategias empresariales y el resultado es excelente.  

Continúa leyendo