10 preguntas trampa que pueden hacerte en una entrevista de trabajo

Las entrevistas de trabajo son situaciones muy estresantes por las cuales todos tenemos que pasar y ser capaces de afrontar con las mayores garantías. Debemos estar preparados antes determinadas preguntas más o menos estándares que suelen hacer los reclutadores.

La entrevista es un paso clave a la hora de encontrar trabajo. Todos los candidatos tratan de dar su mejor versión delante del reclutador. Los entrevistadores lo sabe, y buscan la manera de encontrar contradicciones, o de profundizar más allá de esa primera impresión, para tratar de averiguar si de verdad la persona puede encajar con el perfil que están buscando.

De este modo, en cualquier entrevista de trabajo pueden surgir preguntas de las que se denominan "trampa". Se trata de preguntas que buscan horadar un poco más allá de tu presentación formal a la candidatura de empleo.

Estas serían algunas de las más habituales.

En cualquier entrevista de trabajo pueden surgir preguntas de las que se denominan trampa

Preguntas trampa que puedes encontrarte en una entrevista de trabajo

Háblanos de ti

Puede ir en diferentes formatos, desde pregunta hasta expresión casi coloquial, pero en todos los casos se trata de una pregunta que suele tratar de evaluar tu capacidad de respuesta y concreción ante preguntas abiertas. Trata de ser claro y conciso. Es importante que prepares tu pitch de menos de un minuto que resuma perfectamente quién eres y cuál es tu mejor valor añadido.

¿Cómo crees que te describirían otras personas?

Es una pregunta especialmente relevante si tu candidatura de trabajo se acompaña de cartas de recomendación. En algunos casos puede tratar de detectar excesos de narcisismo, así como mentiras o errores en el currículum.

¿Qué crees que te hace diferente a otros candidatos?

Igual que en la anterior pregunta busca detectar inconsistencias en el discurso del aspirante. Por otro lado también busca obtener un perfil lo más claro y conciso posible de tus habilidades y aptitudes para el empleo.

¿Por qué abandonaste el último trabajo?

Es una pregunta clásica en la entrevista de trabajo, que además debe ser respondida lo más correctamente posible, incluso cuando los motivos no sean muy positivos, en cuyo caso deberíamos aportar elementos valiosos que hayamos obtenido en aquel empleo. 

¿Qué opinas de tu anterior empresa?

Aunque no lo creas se trata de una pregunta que sigue apareciendo en muchas entrevistas trabajo. El tipo de respuesta dice mucho a los entrevistadores del entrevistado. Incluso cuando la experiencia ha sido negativa, resulta interesante ensalzar los valores positivos y minimizar los negativos ya que lo que se está buscando es una nueva experiencia laboral no basada en la frustración del anterior.

No conviene hablar mal de tu anterior trabajo. Todo lo contrario. Convierte en positivo todo lo negativo. Habla de aprendizaje y de crecimiento personal.

¿Por qué llevas tanto tiempo sin trabajar?

Realmente no se debería considerar una pregunta trampa, aunque dependiendo de nuestra respuesta puede llegar a serlo. Del mismo modo que la anterior debería responderse con sinceridad, y tener en cuenta que, por ejemplo, haber estado desempleado no es ningún hándicap en un entorno laboral en el que la crisis de 2008 aún se tiene en el recuerdo y posiblemente nos encaminamos hacia otra de similares características.

Lo importante es no haber estado parado. Destaca labores de voluntariado, formación continua, o cualquier proyecto personal que hayas podido poner en marcha a lo largo de un periodo de inactividad laboral.

¿Qué tal trabajas en equipo?

Obviamente depende del tipo de empresa, pero se trata de una pregunta orientada a valorar tu capacidad de relacionarte con otras personas en el entorno laboral.

¿Qué tal te desenvuelves bajo presión?

Esta es otra pregunta parecida a la anterior, que cobra especial relevancia en trabajos en los que los niveles de estrés pueden llegar a ser más elevados.

¿Dónde te ves a medio plazo?

Se trata de una cuestión importante. Generalmente el empleador va a querer saber por un lado tus niveles de estabilidad, y por otro lado tus niveles de ambición profesional.

¿Cuánto piensas que deberías cobrar?

Aunque es cierto que esta pregunta está desapareciendo progresivamente en las entrevistas de trabajo, y de hecho en algunos casos se considera una mala práctica. Aún es posible encontrarla en tu proceso de búsqueda de empleo. Realmente su uso tiene más que ver con un complemento a preguntas sobre tu personalidad que sobre el hecho en sí de saber cuánto quieres cobrar.

En una primera fase de tu carrera profesional, quizá conviene quitarle hierro al asunto salarial, y dar la sensación de que otras cosas son más importantes. Pero en una candidatura a un puesto más senior, seguramente tengas que mojarte y hacerte valer. Pero siempre tienes que dar una respuesta conjunta. Piensa que la retribución no es solamente la económica. Influyen otros muchos factores, como la realización personal, autonomía en el trabajo, paquetes retributivos en especie, etc.

Aunque estas son 10, existen muchos tipos de preguntas en una entrevista de trabajo. Las preguntas trampa son una realidad que debemos tener en cuenta al afrontar este tipo de reuniones, pero lo verdaderamente importante es tener respuestas bien claras y bien preparadas de antemano, pudiendo responder a estas y otras cuestiones que surgirán.

Continúa leyendo