Cómo calcular tu sueldo neto o cómo saber lo que voy a cobrar realmente

Es una práctica habitual entre los empleadores hablar de salarios brutos en los procesos de selección. Pero lo que realmente le importa al trabajador es cuánto dinero le va a quedar líquido mensualmente derivado de su trabajo.

Antes de explicar cómo se calcula el sueldo neto, algo que haremos a lo largo de este artículo, es imprescindible conocer en qué consiste el sueldo neto y la diferencia entre este y el sueldo bruto.

Bien, el sueldo bruto, también denominado sueldo líquido, hace referencia a la cantidad total que percibirán los trabajadores antes de que se practiquen las oportunas retenciones y cotizaciones, siendo, por su parte, el salario neto la cantidad exacta que recibirán los trabajadores. Es necesario tener clara la diferencia entre sueldo bruto y neto antes de pactar el salario para evitar llevarnos sorpresas a la hora de recibir la nómina.

Por lo tanto, cuando se plantea la parte de la entrevista de trabajo en la que se habla del salario a percibir, conviene que tengamos claro, y si no se dice expresamente, debemos preguntar, si las cifras de las que se hablan hacen referencia al sueldo neto o al sueldo bruto.

Es necesario tener clara la diferencia entre sueldo bruto y neto antes de pactar el salario para evitar llevarnos sorpresas a la hora de recibir la nómina.

Cómo se calcula el sueldo neto

A través de internet son muchas las páginas donde te facilitan la forma para calcularlo, pero a lo largo de este artículo desarrollaremos las pautas a seguir para saber cuál es sin necesidad de acudir a ninguna de estas herramientas que nos ofrecen.

En primer lugar, es imprescindible conocer con exactitud el sueldo bruto, así como el tipo de contrato. En función de este variarán las cotizaciones a la Seguridad Social, que son las cantidades que se ingresarán al Ministerio de Empleo y la Seguridad Social, respecto de las cuales debemos tener en cuenta que en el caso de los contratos temporales serán de un 6,4 %, y en el caso de los contratos indefinidos, serán de un 6,35 % sobre la base de la cotización. Estas son retenciones que debe soportar el empleado.

Dependiendo del estado civil del trabajador en cuestión, el número de hijos, así como el grado de discapacidad, en caso de que lo hubiera, el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) variará, pudiendo oscilar de un 2 % a un 46 %. Es necesario conocer previamente cuál será el porcentaje a aplicar a cada trabajador según sus circunstancias personales en cuanto a IRPF se refiere:

  • Hasta 12.450 euros, será de un 19 %.
  • A partir de 12.450, un 30 %.
  • Desde 35.201 euros, un 37 %.
  • Más de 60.000, un 45 %.

Una vez conocidas las retenciones del IRPF y las cotizaciones a la Seguridad Social, deberán sumarse ambas para saber cuál es el total retenido, y una vez tenida la suma de ambas, se debe descontar al sueldo bruto para así conocer el sueldo neto del trabajador. Una vez tengamos el sueldo neto anual, y teniendo en cuenta que estamos incluyendo en todo momento las pagas extraordinarias, habría que dividir dicha cantidad entre 12, en el caso de que la nómina se distribuya en 12 mensualidades, o bien, entre 14 si la nómina se distribuye entre 14 mensualidades porque no se prorratean en el sueldo las pagas extras.

Ahora ya sabes cuáles son las pautas para conocer qué salario neto corresponde a cada trabajador, y aunque es tarea del Departamento de Recursos Humanos, no existirá confusión entre salario neto y salario bruto. Como ya hemos dicho, existen calculadoras online a través de las cuales se puede calcular directamente el salario neto personal, pero nunca está de más saber de dónde salen las cuentas. De este modo, podrás, más o menos, saber, a partir de un salario bruto, qué retenciones aportaciones a la Seguridad Social van a aplicarse, y cuál es el importe neto a percibir.

Continúa leyendo