Cómo acertar con la vestimenta para ir al trabajo: 3 consejos que debes tener en cuenta

¿Sabías que una de las frases más googleadas sobre el entorno laboral es "looks para ir a la oficina"? Te damos algunos consejos para saber qué ponerte.

Trabajo
Un trabajador mirando su portátil

Elegir el outfit correcto para ir a trabajar no es algo fácil, pero optando por prendas más formales y con la gama cromática adecuada se consigue crear una buena impresión.

Una de las eternas dudas es cómo vestir bien para ir a trabajar. Tanto es así que la búsqueda ‘looks para ir a la oficina’ es una de las que más se repiten entre las más googleadas cada año. Por eso, hay que tener claros algunos trucos básicos a la hora de elegir el outfit adecuado. Manteniendo el propio estilo personal, la clave es seleccionar un vestuario elegante y profesional.

 

La empresa

Si la empresa en la que trabajamos tiene su propio dress code (código de vestuario) es relativamente más fácil acertar con la ropa, especialmente si se trata de un uniforme. En el caso de las oficinas, algunas empresas tienen algunas normas como la no utilización de pantalones cortos, tirantes o camisetas, entre otras cosas. Por tanto, aquí lo esencial es ajustarse a la norma y no pasarse con los complementos y caer en llevar demasiadas joyas y accesorios.

En el caso de que no exista un dress code, que suele ser más habitual, el siguiente paso para acertar con el vestuario es conocer la filosofía de la empresa. Es fundamental saber si se trata de una empresa joven, de una compañía más conservadora y el sector en el que trabaja. No es lo mismo un bufete de abogados, que una oficina de una empresa tecnológica con un carácter más innovador. En el primer caso, lo más correcto es optar por estilos más sobrios. Mientras que, en el segundo, los looks pueden ser mucho más desenfadados.

¿Qué no llevar?

Quizá lo más fácil es comenzar por lo que se debe descartar. Lo menos correcto suelen ser las camisetas, especialmente si son de tirantes, sobre todo en los hombres. De igual manera, siempre es mucho mejor optar por camisas, blusas o polos que, por camisetas, ya que suelen ser mucho más informales. Ocurre lo mismo con los pantalones cortos en los varones o los shorts en las mujeres. Son prendas que no suelen ser las más correctas para ir a la oficina.

A la hora de descartar también hay que tener en cuenta la gama cromática. Los colores demasiado vivos no suelen ser los más adecuados, sobre todo en los chicos. Es preferible optar por tonos más sobrios. En el caso de las mujeres, la paleta de los tonos pastel es la gran aliada a la hora de elegir un outfit. Incluso combinar tonos oscuros y sobrios con los colores pastel.

El aspecto

Además de elegir un vestuario correcto, es necesario mantener una imagen personal adecuada. Aquí influye el peinado, el maquillaje, la barba, etc. Cuanto más pongamos énfasis en dar una imagen cuidada, más fácil será transmitir una impresión de seriedad y confianza, especialmente si el puesto de trabajo requiere el contacto con clientes, como en el caso de los comerciales.

En definitiva, lo fundamental es empezar por descartar que ropa es la menos apropiada, para centrarse en las prendas que sí son las correctas. Además de esto, el cuidado personal también es importante. En el caso de las mujeres no es lo mismo un maquillaje para salir a cenar que para ir a la oficina.

Continúa leyendo