Consejos prácticos que te ayudarán a ascender en el trabajo

Por motivación personal, por posición social, o por motivaciones económicas, a todo el mundo le gusta ser reconocido en su puesto de trabajo con un ascenso. Pero los reconocimientos no son golpes de suerte, siempre hay cosas que podemos hacer para conseguirlos.

Progresar profesionalmente es una ambición legítima y saludable que, sin embargo, no siempre la sabemos dirigir de manera adecuada. En un mundo competitivo, no todo el mundo sabe qué es lo que hay que hacer para destacar entre sus compañeros y ser reconocido cuando surge la oportunidad de promoción laboral.

Pero hay que tener claro en primer lugar que ascender en el trabajo no debe considerarse como un objetivo para el que cualquier precio se puede pagar. Esto, que parece demasiado obvio, se traduce en una realidad algo diferente en la que en muchas ocasiones se toman atajos o direcciones equivocadas a la hora de buscar ascensos o mejoras en el empleo.

Para que esto no ocurra es mejor centrarse en una serie de cuestiones básicas de actitud, comportamiento, y habilidades que deberíamos tratar de poner en práctica si realmente deseamos un ascenso en nuestro empleo.

Muestra una actitud colaborativa

La primera de estas cuestiones tiene que ver con nuestra propia actitud en el desempeño profesional. Se puede ser competitivo pero sin dejar de ser positivo y tener un carácter lo más colaborativo posible en el entorno de trabajo.

Recuerda que el éxito y la sostenibilidad de la empresa tiene más que ver con el trabajo de todo el grupo que con el tuyo propio. Muéstrate participativo en las reuniones, ofrece ayuda a tus compañeros, y demuestra proactividad con tus superiores.

Da igual las capacidades y habilidades que tengamos si no somos capaces de trabajar en equipo en aquellos entornos profesionales que así lo requieran. El trabajo en equipo y la fuerza que de esto se desprende resulta clave para la gran mayoría de empresas. Por ello, un perfil que a todas las demás habilidades y aptitudes une una buena capacidad de trabajo en equipo, es un buen perfil a promocionar.

El éxito y la sostenibilidad de la empresa tiene más que ver con el trabajo de todo el grupo que con el tuyo propio

Nunca dejes de formarte

Existen muchos sectores en los que la formación continua es totalmente necesaria. La abogacía, la medicina, y una gran cantidad de profesiones técnicas requieren estar permanentemente formado e informado de lo que está sucediendo.

Pero cada vez más, las herramientas tecnológicas pueden hacer que cualquier persona se quede obsoleta en cuanto a sus capacidades técnicas.

Tener conciencia de por dónde están yendo los derroteros de tu sector de actividad, además de conseguir una formación específica en nuevas herramientas te otorgará un plus de productividad en tu trabajo y una mejora de las relaciones profesionales.

Aprende la cultura empresarial

Pero por muy formados que estemos, necesitamos conocer cómo funciona la organización en la que trabajamos. Conocer la cultura empresarial, y cómo se hacen las cosas internamente te ayudará a ser más efectivo en el desempeño de tu trabajo.

Aporta soluciones, no problemas

A lo anterior hay que unir la capacidad resolutiva. Sin embargo, también aquí se comete un error habitual y es confundir la capacidad resolutiva con el exceso de celo. Hacer más horas extra que nadie no es necesariamente tener capacidad resolutiva positiva, de hecho en algunos casos puede ser contraproducente. La capacidad resolutiva es la que hace que, precisamente, seamos capaces de resolver más rápido que los demás los problemas, y además lo hagamos de manera eficiente.

Cuantas más soluciones seamos capaces de aportar, y menos problemas demos a nuestros compañeros y superiores, mejor será nuestra posición de cara a un posible ascenso.

Además de todo lo expuesto es obvio que existen otras cuestiones importantes para ascender en el trabajo, desde ser capaz de mantener buenas relaciones humanas, hasta el enfoque común con los objetivos de la empresa, etc. En cualquier caso con la base de estos consejos, más el criterio propio de saber en qué tipo de empresa te desenvuelves, puedes orientarte muy bien para mejorar tu situación profesional y ascender en tu puesto de trabajo.

Continúa leyendo