¿Hasta cuándo puedo presentar la Declaración de la renta?

Este año la campaña de Hacienda ha estado marcada por el coronavirus.

renta
iStock

El pasado siete de abril arrancó la campaña de la Declaración de la Renta 2021, donde todos los contribuyentes tienen la obligación de declarar ante la administración de Hacienda los ingresos percibidos durante el año anterior.

Marcada por la pandemia

Por supuesto, este año toda la campaña ha estado fuertemente marcada por la pandemia de coronavirus, que ha obligado a llevar a cabo tanto modificaciones logísticas (la atención presencial se ha acotado mucho, o directamente ha desaparecido), como en la propia declaración (durante este año se han introducido cambios como la figura de los ERTE).

Sin embargo, eso no excluye a los contribuyentes de presentarla, con un plazo que expira el próximo 30 de junio. Pero cuidado, porque este plazo cambia para quienes utilicen la domiciliación bancaria, en cuyo caso el último día para presentar la Renta se adelanta hasta el 25 de junio.

Varias formas de hacerla

El virus ha obligado a la Administración a modificar o introducir variantes de última hora. Los principales cambios se han producido en el servicio presencial, al que los usuarios pueden acudir con sus dudas o con su borrador, para que un funcionario público les ayude.

En cualquier caso, desde hace unos años son cada vez más los que optan por presentar el borrador online, que Hacienda rellena automáticamente cogiendo los datos de años anteriores, y que el usuario solo tiene que revisar y añadir o corregir algo si fuese necesario.

Otro método para hacer la Declaración es la aplicación oficial de la Agencia Tributaria, que permite rellenar todos los datos desde nuestro teléfono móvil. El pasado cuatro de mayo también se habilitó un teléfono para aquellas personas que se hagan un lío con el smarphone y prefieran hablar directamente con un técnico de Hacienda.

Aunque no es nada recomendable por la excepcionalidad de la situación sanitaria, la última de las formas de presentar nuestro borrador es presencialmente. Por supuesto, es absolutamente obligatorio solicitar cita previa (desde el pasado 27 de mayo), y este método permite que un funcionario, de manera física, ayude a rellenar el borrador de solicitud.

Cuidado con los ERTE

La ley tributaria de nuestro país estipula varios casos en los que el contribuyente no está obligado a presentar la Declaración de la Renta. Son los trabajadores cuyos ingresos anuales no superen los 14.000 euros procedentes de dos o más pagadores, siempre y cuando no reciban más de 1500 del segundo o siguientes pagadores.

Este año hay una novedad fundamental: los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (los popularmente conocidos como ERTE). Si hemos estado, o estamos, acogidos a un ERTE, ese ingreso hay que declararlo, aunque está sujeto a unos supuestos que te explicamos aquí.

Tampoco pasa nada si has rellenado y enviado tu borrador, y después te has dado cuenta de que había datos erróneos. Este año la Administración te permite corregir los errores de un borrador enviado y después volverlo a entregar de nuevo.

Por último, uno de los consejos que están dando desde la propia Hacienda, es que es recomendable que entreguemos nuestro borrador lo más tarde posible, ya que todas estas novedades han pillado por sorpresa a los técnicos y a los contribuyentes, y la Agencia Tributaria necesita un período de tiempo para adaptarse y corregir los errores.

Continúa leyendo