Qué son las ETT y qué tipo de empleo ofrecen

Se han convertido en una figura clave en el panorama laboral actual. Las ETT actúan como intermediarias entre empresas y gente que busca trabajo.

empleo-trabajo
iStock

En un mercado laboral tan dinámico y cambiante como en el que nos encontramos actualmente, en nuestra vida cotidiana se han colado términos como empresa de empleo temporal (ETT), completamente nuevos para nosotros.

Las ETT se han convertido en algo muy habitual en el mercado laboral español pero, aunque pueda sonarnos a algo completamente novedoso, este modelo de relación de trabajo se remonta a principios del siglo XX, cuando los países europeos más avanzados industrialmente exploraron otras formas de contratación.

Lo que está muy claro, es que las ETT se hicieron habituales tras la Segunda Guerra Mundial, cuando se necesitaba mano de obra barata para la reconstrucción de los países beligerantes. El desarrollo de las ETT fue muy rápido y en menos de una década también se implantaron en Estados Unidos y se extendieron por toda Europa.

Qué son las ETT y qué hacen

Para empezar estaría bien definir qué es una ETT, y tener claro qué es exactamente lo que hace. Lo primero que hay que tener claro es que las ETT son empresas cuyo cometido es el de intermediar entre una persona que busca trabajo y otra empresa que necesita a un trabajador por un periodo de tiempo concreto.

Las empresas, mediante un contrato mercantil, demandan los servicios de las ETT para que sean estas quienes se encarguen de hacer las entrevistas y reclutar a los candidatos aptos para el puesto que oferta la empresa matriz.

Es importante aclarar que, cuando una ETT hace formal un contrato con el trabajador, y lo da de alta en la Seguridad Social, éste ya puede incorporarse a trabajar para la empresa matriz. También hay que reseñar que las ETT son las únicas empresas autorizadas por la Dirección Provincial de Trabajo y la Seguridad Social de cada provincia para ceder trabajadores de manera temporal.

El tipo de contrato en las ETT siempre es temporal, aunque la duración varía en cada caso. En lo relativo al salario, está establecido por ley que debe ser igual que el de los trabajadores de la empresa matriz, sin embargo, los trabajadores de ETT no tienen derecho a percibir extras u otras bonificaciones.

Ventajas e inconvenientes

Como todo, las ETT poseen ventajas e inconvenientes. Uno de los principales valores de estas empresas es la flexibilidad. Al tratarse de empleos temporales, muchos trabajadores ven una ventaja en poder trabajar de forma temporal y después tener menos ataduras para poder cambiar de empleo.

Otra de las ventajas es que, en muchas ocasiones, el trabajador que llega a la empresa a través de una ETT consigue quedarse y firmar un contrato indefinido. Además, para la empresa matriz es muy beneficioso contratar mediante ETT, ya que se ahorran costes y un montón de trámites administrativos para sus clientes.

En cuanto a los inconvenientes, la principal pega que tienen las ETT es la temporalidad, que choca frontalmente contra la estabilidad laboral. Los sindicatos de trabajadores no suelen ver con buenos ojos este tipo de modelo, ya que consideran que el trabajador está mucho más desprotegido que si firma un contrato directamente con la empresa matriz.

Continúa leyendo