Seguridad, confianza y otros trucos para demostrar liderazgo en una entrevista de trabajo

Conseguir demostrar liderazgo en una entrevista de trabajo es un proceso más sencillo del que parece: te mostramos los mejores consejos

Ajedrez
Hay que saber jugar bien las cartas en una entrevista de trabajo

Algunos puestos de trabajo están muy enfocados en buscar a alguien que sea un verdadero líder. Las compañías encuentran dificultades a la hora de encontrar a una persona que sea capaz de dirigir bien a un equipo.

Un profesional destacado tiene que motivar, saber organizar las tareas pendientes y hacer que todos los empleados se sientan integrados y cómodos con su puesto para rendir al máximo. Por eso, las personas que se presentan a una entrevista para una vacante concreta en la que se requieren estas características, resulta muy importante que desde el primer momento transmitan la sensación de ser capaces de liderar el grupo.

 

¿Cómo demostrar en una entrevista de trabajo que se es buen líder?

Una de las mejores maneras de demostrar el liderazgo es saber tomar la iniciativa durante el tiempo que dura la conversación entre las dos partes. Esto es un aspecto muy delicado y que requiere saber hacerlo bien. Normalmente el formato de estas entrevistas es ‘pregunta-respuesta’ y así debe ser. 

Llevar las riendas del encuentro no significa anular al entrevistador o no dejar que pregunte, pero sí es positivo que, en la recta final de la entrevista, el aspirante al puesto haga cuestiones acerca del puesto y de cuáles serán sus funciones concretas. Esto demostrará interés y liderazgo.

Otro aspecto positivo para conseguir el empleo es haber tenido experiencia previa liderando equipos. Sí es así, lo mejor es contar la experiencia en detalle de cómo era el anterior puesto de trabajo e incluso narrar al entrevistador alguna situación en la que se haya resuelto un problema de una manera positiva. Esto dará muchos puntos y demostrará que se está capacitado para desempeñar esa labor en particular.

Demostrar seguridad y confianza durante la entrevista de trabajo

Un buen líder tiene que ser alguien con mucha seguridad en sí mismo y eso es fundamental demostrarlo a lo largo de la conversación. Hay varias maneras de hacerlo: en la forma de expresión verbal y en el lenguaje corporal, principalmente.

Para lo primero, lo fundamental es hablar sin titubeos, sin que tiemble en tono de voz y tampoco susurrando. Lo ideal es conseguir transmitir confianza en lo que se está diciendo y no mostrar dudas. Por otro lado, el lenguaje corporal es casi igual de relevante. Mantener una posición erguida, pero no tensa es lo idóneo. Al fin y al cabo, el líder tiene que ser alguien seguro y serio, pero sin ser demasiado estricto o poco empático porque no conseguirá gestionar bien al equipo.

En cuanto al primer impacto visual, es primordial elegir un vestuario adecuado para transmitir seriedad y confianza. No hay que mostrarse descuidado, sino todo lo contrario. Esto demostrará que el aspirante está poniendo interés en el puesto de trabajo.

Saber comunicar y saber delegar

Por último, dos aspectos que se buscan en un líder son que sea un buen comunicador con el resto de sus compañeros y que sepa delegar funciones. Para lo primero, el entrevistador buscará saber cómo el aspirante diría las cosas buenas y las malas a un empleado.

Por último, tiene que saber repartir funciones para demostrar confianza en su equipo. Por todo ello, el entrevistado hará hincapié en estos dos aspectos organizativos.

Continúa leyendo